Internacionales

Genocidio en Guinea

* Víctimas protestaban ante eventual candidatura del jefe de la Junta Militar

CONAKRY, GUINEA / AFP

Las fuerzas del orden guineanas dispararon el lunes contra una manifestación de personas hostiles a la Junta Militar en el poder, causando al menos 87 muertos, según una fuente médica, mientras que dos jefes de la oposición quedaron heridos en la sangrienta represión.
Es la primera vez que la Junta Militar reprime de manera sangrienta una manifestación de opositores, desde que tomó el poder hace nueve meses.
Francia, antigua potencia colonial en Guinea, condenó rápidamente ayer lunes “con la mayor firmeza” esta “violenta represión”.
Varias decenas de miles de personas se habían congregado en el Estadio 28 de Septiembre, de Conakry, para manifestar su oposición a la eventual candidatura del jefe de la Junta, el capitán Mussa Dadis Camará, a las elecciones presidenciales en enero.
Tras la violenta dispersión de la manifestación por las fuerzas del orden, 87 cadáveres fueron trasladados a la morgue del Hospital Universitario de Conakry, afirmó a la AFP un médico que pidió no ser identificado. “¡Es una carnicería! ¡Una masacre!”, exclamó.
En otro establecimiento médico de Conakry, el Hospital Ignace Deen, una fuente médica dijo al corresponsal de la AFP que un camión militar había llegado para recoger “decenas de cuerpos”, transportados hacia “un destino desconocido”.
El corresponsal de la AFP contó al menos una decena de cadáveres con impactos de bala, tirados en el suelo en el recinto del Estadio 28 de Septiembre.

Quieren esconder cadáveres
Según un miembro de la Cruz Roja, “los dirigentes del Ejército pidieron que todos los cadáveres fuesen llevados al campo militar Alpha Yaya Diallo, sede de la Junta, y no a las morgues”.
Para este trabajador humanitario, “hay una voluntad de disimular los cadáveres de las víctimas” de la represión.
Estos hechos de violencia se producen en momentos cuando la comunidad internacional presiona al jefe de la Junta en el poder, desde el Golpe de Estado del 23 de diciembre de 2008, para que respete su compromiso de no presentarse a la elección y entregar el poder a los civiles.