Internacionales

ONU retira asistencia electoral a Honduras

* Advierten que país catracho puede convertirse en “paria internacional”

NUEVA YORK / AFP

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, determinó ayer miércoles que las condiciones para organizar elecciones en Honduras no están reunidas, y anunció el retiro de la asistencia electoral.
Ban “no cree que existan las condiciones para organizar elecciones creíbles que impulsen la paz y la estabilidad”, dijo la ONU en un comunicado.
“El secretario general ha decidido suspender la asistencia técnica actualmente brindada por la Organización al Tribunal Supremo Electoral de Honduras”, agregó.
La decisión de Ban de declarar inviables las elecciones en Honduras se produce luego de que el gobierno de facto de Roberto Micheletti expresara su disposición a dialogar con Zelaya, “siempre y cuando reconozca explícitamente las elecciones presidenciales” previstas para el 29 de noviembre.
La ONU dijo que “está preocupada por la actual situación y por las acusaciones de violaciones de los derechos Humanos en Honduras. Urgimos al respeto a los tratados internacionales de derechos humanos y a las convenciones ratificadas por Honduras, así como el respeto de la inviolabilidad de la misión diplomática de Brasil en Tegucigalpa”.
“El secretario general está convencido de que el fin de la crisis en Honduras requiere un acuerdo consensuado y respalda la mediación internacional destinada a lograrlo”.

Comunidad internacional exige retorno de Zelaya
En tanto, los líderes del mundo exigieron ayer miércoles en la ONU que el presidente depuesto de Honduras Manuel Zelaya pueda retornar al poder evitando a ese país convertirse en paria internacional.
“La comunidad internacional pide que Zelaya regrese inmediatamente a la presidencia de su país”, dijo el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, ante la Asamblea General de la ONU en Nueva York, donde fue el primer orador.
“A menos que exista voluntad política, vamos a presenciar otros golpes como el que depuso al presidente constitucional de Honduras”, advirtió Lula.
En tanto, la presidenta de Argentina, Cristina Kirchner, pidió “una estrategia multilateral fuerte y precisa” para obligar a los golpistas de Tegucigalpa a aceptar el retorno al orden democrático, y denunció un trato a las embajadas extranjeras “peor” que bajo las dictaduras de Pinochet o de Videla.
“En la embajada de mi país hace casi dos días que habían cortado la luz, y, por cierto, no es por no haber pagado la cuenta, sino que obedece a razones más graves”, dijo Kirchner ante el foro mundial.
La Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, también reclamó que se firme “de inmediato” el Acuerdo de San José que prevé la reinstauración de Zelaya.
“Quiero reiterar nuestro llamado para que se acepte de inmediato el Acuerdo de San José impulsado por la Organización de Estados Americanos”, señaló Bachelet.
“Honduras merece elecciones libres y democráticas, con el presidente constitucional conduciendo dicho proceso”, manifestó.