Internacionales

Obama busca acuerdo para el Medio Oriente


NUEVA YORK/AFP

El presidente estadounidense, Barack Obama, presionó a los máximos dirigentes israelí y palestino, con quienes se reunió por primera vez ayer martes en Nueva York, para que se estrecharan la mano y reanudaran lo antes posible las negociaciones, aunque no logró un compromiso de ambos.
“Ya pasó el tiempo en el que se habla de iniciar negociaciones, llegó el momento de avanzar, de mostrar flexibilidad, el buen tino y el espíritu de compromiso necesarios para alcanzar los objetivos. Las negociaciones sobre el estatus permanente deben comenzar rápidamente”, dijo Obama al comienzo de una cumbre con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas.
La reunión con ambos es la primera desde que Netanyahu asumió sus funciones el 31 de marzo.
El primer ministro israelí y el presidente palestino se estrecharon la mano mientras Obama apoyaba las suyas sobre las espaldas de ambos visitantes.
Nadie, sin embargo, esperaba que el involucramiento de Obama bastase para resolver las profundas diferencias entre israelíes y palestinos, y reanudar las conversaciones detenidas desde fines de 2008.

Conversaciones proseguirán
El mandatario norteamericano logró, no obstante, que Abas y Netanyahu enviaran a sus negociadores la semana próxima a Washington para proseguir las conversaciones de Nueva York.
“A pesar de los obstáculos, a pesar del peso de la historia, deben encontrar un medio para salir del bloqueo en el que estuvieron entrampadas generaciones de israelíes y palestinos, en un círculo infinito de conflicto y sufrimiento”, dijo Obama.
Su enviado especial a Medio Oriente, George Mitchell, indicó que mantendrá reuniones con representantes de ambos líderes esta semana. Pero reconoció que las divergencias se mantienen e impiden que reanuden las negociaciones.
Las conversaciones entre israelíes y palestinos enfrentan el rechazo de Netanyahu a detener por completo la colonización de la Cisjordania ocupada, y el de Abas a discutir en esas condiciones.
“Insistimos en la necesidad de que Israel respete sus compromisos, en particular el fin de la construcción de asentamientos en todas sus formas, incluido el del crecimiento (demográfico) natural”, dijo Abas a periodistas palestinos.
Por su parte, Netanyahu declaró a periodistas que en opinión de todos, “incluidos los palestinos, el proceso de paz debe reanudarse lo antes posible sin condiciones previas”.
En ese sentido, Obama pidió a Netanyahu traducir en acciones lo que está dispuesto a hacer sobre el crucial tema de los asentamientos. Pero también transmitió a ambos líderes su “impaciencia”, agregó Mitchell.
Estadounidenses, israelíes y palestinos han dicho abiertamente que no hay que esperar demasiado de la cumbre de Nueva York.
“No ponemos tener grandes expectativas en una sola reunión”, reconoció el portavoz de Obama, Robert Gibbs, que alimentó así los temores a que lo máximo que se verá será una sesión fotográfica de los tres líderes.