Internacionales

Georgia bajo agua

* Caen las lluvias más copiosas de los últimos 60 años

ATLANTA, EU/AFP

Siete personas, entre ellas un niño de dos años, murieron en las inundaciones que afectan desde el domingo el sudeste de Estados Unidos, anunciaron las autoridades ayer martes.
Las lluvias torrenciales que cayeron sobre Georgia (sudeste) entre el domingo y el lunes -las más cuantiosas en los últimos 60 años- hicieron que el gobernador del Estado, Sonny Perdue, declarara el estado de emergencia en 17 condados y que reclamara una ayuda federal para enfrentar las inundaciones.
“Fueron 48 horas pesadillescas”, declaró Perdue. “Nos concentramos actualmente en el rescate de las víctimas y la prevención de nuevos daños”, añadió.
Ayer martes, la red de carreteras en la región de Atlanta no era transitable en varios puntos, con más de 100 rutas cerradas, y varias escuelas permanecieron cerradas.
Entre las siete personas fallecidas -la mayoría llevadas por la corriente cuando conducían su vehículo- figura un niño de dos años.
Se preveía que las lluvias seguirían afectando el estado el martes y las autoridades pidieron a los habitantes la máxima vigilancia.
Las alertas por lluvias también concernían los estados vecinos de Alabama, Tennessee (sur) y Carolina del Sur (sudeste).
Al menos ocho muertos dejan las inundaciones en el sureste de EU.
Declaran
emergencia
Debido a las fuertes lluvias, las autoridades han declarado el estado de emergencia en la mayor parte de Georgia. De momento, los partes meteorológicos indican que va a seguir lloviendo, por lo que la situación puede empeorar.
Las autoridades del estado han insistido a la población en que, de no ser absolutamente necesario, eviten salir de sus domicilios y, más aún, tomar sus automóviles.
Además de Georgia, las inundaciones se extienden por los estados colindantes de Carolina del Norte, Alabama y Tennessee, donde hay docenas de carreteras costadas, miles de hogares sin electricidad -12.000 se estiman sólo en Georgia-.
Por culpa de esta situación, la vida cotidiana -escuelas, comercios, negocios- está paralizada desde el pasado fin de semana en esta región.