Internacionales

Cuba dice que cumplió con no manipular concierto de Juanes


LA HABANA / AFP

Cuba cumplió “escrupulosamente” con no manipular políticamente el concierto de Juanes en la Plaza de la Revolución, que fue histórico, “duélale a quien le duela”, y pese a las “brutales presiones” de grupos del exilio en Miami, afirmó ayer lunes el diario oficial Granma.
“No sé qué van a decir ahora quienes trataron de sabotear el concierto de La Habana, y sometieron a Juanes a brutales presiones para que desistiera de su noble convocatoria”, dijo el periódico, órgano del gobernante Partido Comunista de Cuba.
El cantante colombiano y otros 14 artistas extranjeros y cubanos cantaron ante más de un millón de personas --el doble de lo esperado-- el domingo en la Plaza de la Revolución, para apoyar la paz entre Cuba y Estados Unidos, y la reconciliación de los cubanos de la isla comunista y del exilio en Miami, bastión del anticastrismo.

“Cuba cumplió”
“Cuba cumplió escrupulosamente y con gran altura los compromisos con el evento promovido por Juanes: consagrar a la paz el concierto, no manipular políticamente una expresión cultural (...) y promover un voto por el entendimiento humano”, subrayó la crónica titulada “Paisaje de paz después de la batalla”.
El diario añadió que grupos anticastristas de Miami que rechazaron el concierto “rabiaron a más no poder, pero tuvieron que admitir un hecho objetivo: la música como mensaje de convivencia y cordialidad”.
Granma señaló que la destrucción de discos, que hizo un grupo anticastrista en Miami, “recordó a muchos la barbarie de las hordas nazis que quemaron libros y cuadros en pleno apogeo del fascismo”, y las amenazas anónimas que recibió Juanes para que desistiera del concierto, del “más puro estilo de las bandas paramilitares” de América Latina.