Internacionales

Llegan al Reino Unido británicos liberados de Guantánamo


Tres residentes británicos presos en el centro de detención de EU en Guantánamo (Cuba) llegaron ayer al Reino Unido, donde poco después dos ellos fueron detenidos en aplicación de la Ley Antiterrorista de 2000.
El palestino Jamil el-Banna, el libio Omar Deghayes y el argelino Adennour Samuer, arribaron al aeropuerto de Luton, al norte de la capital británica, tras ser liberados de Guantánamo, donde, según los medios británicos, han permanecido recluidos varios años sin ser acusados ni sometidos a ningún juicio.
Dos de los hombres, que la Policía identificó como un individuo de 34 años y otro de 38, fueron detenidos por ser sospechosos de la comisión, preparación o instigación de actos de terrorismo y fueron trasladados a una comisaría de Londres para ser interrogados, según informó un portavoz de Scotland Yard.
El tercer hombre, de 45 años, fue retenido pero no detenido, también en virtud de la misma ley, y trasladado a una comisaría de Policía del condado de Bedfordshire, en el que se encuentra el aeropuerto de Luton.
“Todos los hombres serán sometidos a un reconocimiento médico para garantizar que se encuentran en condiciones para estar detenidos y ser interrogados”, añadió el portavoz, que precisó que la policía investigará cada caso “estrictamente de acuerdo con la legislación británica”.
La cadena pública británica BBC identificó a los detenidos como Omar Deghayes y Adennour Samuer, e informó de que éstos fueron trasladados a la comisaría de máxima seguridad de Paddington Green, en el centro de Londres, mientras que el tercero es Jamil el-Banna.
Eran acusados de apoyar a Al Qaeda
Las autoridades estadounidenses habían acusado al palestino de financiar y reclutar miembros para Al Qaeda, al libio de asociación con esa red terrorista y al argelino de asistir a campos de entrenamiento de terroristas en Afganistán. Los tres llegaron en un vuelo charter acompañados por agentes de la brigada antiterrorista de la Policía Metropolitana y un médico, informaron fuentes de esa fuerza.
Según la cadena pública británica BBC, se espera que otro residente británico, el saudí Shaker Abdur-Raheem Aamer, sea también liberado y repatriado a Arabia Saudí, mientras que un quinto, el etíope Binyam Mohamed, permanecerá en Guantánamo.
Al contrario que otros nueve presos liberados en 2004 y 2005, estos cinco, algunos de los cuales han vivido y trabajado en el Reino Unido durante décadas, no eran ciudadanos británicos, pero tenían estatus de refugiados o permiso de residencia permanente o excepcional en este país antes de su detención.
Su liberación fue solicitada en agosto pasado por el Gobierno del primer ministro británico, Gordon Brown, que dio así un giro a su política exterior con respecto a Guantánamo, ya que hasta entonces se había negado a intervenir en casos que no afectasen directamente a ciudadanos británicos.
En los últimos meses, las autoridades británicas y estadounidenses han mantenido intensas negociaciones sobre la liberación de los cinco hombres, que, según insisten las autoridades estadounidenses, son hombres peligrosos.