Internacionales

Explota mina en China

* Tragedia se produjo por actividades mineras ilegales en una de las vetas del pozo

Unas 70 personas murieron y otras 26 se encontraban atrapadas el jueves en el fondo de una mina de carbón en el norte de China, luego de una explosión de grisú, según el último balance proporcionado por los medios estatales.
La explosión de grisú tuvo lugar en una mina de la ciudad de Linfen, una región rica en carbón de la provincia de Shanxi, indicó la Administración Estatal de Seguridad Minera.
El jueves al anochecer había al menos 26 personas atrapadas en la mina, anunció la agencia oficial China Nueva. Según las primeras investigaciones, la explosión se produjo por actividades mineras ilegales en una de las vetas del pozo.
Las autoridades locales creen que los propietarios de la mina se retrasaron en informar sobre el accidente porque estaban tratando de poner en marcha las operaciones de rescate por su cuenta, lo que ha causado un mayor número de víctimas, según Xinhua.
Wang Hongliang, representante legal de la mina, y Gao Jianmin, responsable de la misma, han sido retenidos por la Policía, sus licencias han sido selladas y sus cuentas bancarias congeladas.
Las investigaciones iniciales demuestran que el accidente fue ocasionado por actividades mineras no autorizadas sin especificar en la veta número 9 del pozo, mientras que las autoridades no acaban de precisar la hora exacta del suceso.
Mientras las tareas de rescate continúan, el equipo de investigación intenta identificar a las víctimas y esclarecer las causas de esta nueva tragedia en el sector del carbón chino.
Según la Administración Estatal de Seguridad minera, esta mina, que comenzó a ser explotada en 1988, fue agrandada en 2000, y produce anualmente unas 210,000 toneladas de carbón.
La administración dijo que ordenó una investigación de este accidente, advirtiendo que los operadores de la mina serían sometidos a una severa vigilancia.
Un campesino vecino de la mina aseguró que los residentes no podían acercarse al lugar del drama, acordonado por la Policía.
Las minas de carbón de China se encuentran entre las más peligrosas del mundo, ya que hacen caso omiso de las normas de seguridad en su búsqueda de beneficios y los intentos de hacer frente a la creciente necesidad de energía de este país, en rápida expansión económica.
El gobierno central ha criticado en varias oportunidades la corrupción endémica en la industria hullera, destacando su preocupación por la colusión entre los responsables de los gobiernos locales y los hombres de negocios.
Más de 4,700 mineros de carbón murieron en China el año pasado, de acuerdo con cifras oficiales, una tasa de mortalidad de casi 13 personas diarias.