Internacionales

EU insiste en que escudo antimisiles no amenaza a Rusia


París / EFE

El jefe de la Agencia de Misiles de Defensa de Estados Unidos, el general Henry Obering, afirmó ayer en París que el escudo antimisiles que Washington instalará en Europa no supone una amenaza para Rusia puesto que sólo servirá para hacer frente a un eventual ataque de Irán.
Obering, que en los últimos meses ha realizado una docena de visitas a Europa para justificar el plan de defensa estadounidense, aseguró que también mantiene contactos con los rusos, de quienes espera que acaben “aceptando” el escudo antimisiles y “comprendan que no va dirigido” contra ellos.
Rusia se opone a la instalación de un radar antimisiles en la República Checa y de una base con diez misiles interceptores en Polonia, al estimar que representan una amenaza para su territorio.
Obering, que atribuyó la oposición rusa a “múltiples factores, muchos de ellos de carácter doméstico”, tendió la mano a Moscú, y afirmó que “le encantaría” que ambos países “intercambiarán los datos” de sus respectivos radares.
El general trató de reconfortar al Kremlin al asegurar que el escudo antimisiles no será operativo mientras no se concrete una amenaza iraní, pero en cambio le apremió a apoyarle para ganar tiempo, puesto que la instalación del radar y la base antimisiles requerirá entre tres y cinco años.

Estados Unidos inquieto por Irán
“Las inquietudes” de Estados Unidos sobre la capacidad balística de Irán “no dejan de aumentar”, subrayó el jefe de la Agencia de Misiles de Defensa.
El anuncio esta semana del gobierno iraní sobre la fabricación de un misil de 2,000 kilómetros de alcance, no ha hecho más que corroborar “la importancia de empezar a prepararnos ahora”, dijo Obering.
“No podemos esperar hasta ver un misil (iraní) en el aire”, señaló este responsable, para quien no hay duda de que Teherán desarrollará misiles de largo alcance capaces de atacar “cualquier capital europea e incluso Estados Unidos”.
En cuanto a la aceptación de su plan por parte de los otros miembros de la OTAN, el general aseguró que se han hecho “progresos”.
“Entendemos que mucha gente se muestre escéptica”, pero “estamos aquí (en Europa) para responder a todas las preguntas”, afirmó Obering, que se encuentra en París para asistir a un seminario sobre “Las capacidades de misiles de defensa de Estados Unidos y la OTAN”.