Internacionales

Se agudiza crisis de Colombia y Venezuela

* Relaciones entre ambos países atraviesan por uno de sus peores momentos en la historia

CARACAS / AFP

Las relaciones de Venezuela y Colombia, que atraviesan sus peores momentos en años con el choque verbal de sus presidentes Hugo Chávez y Alvaro Uribe, tras el fracaso de un proceso por un intercambio humanitario de rehenes, continuaron deteriorándose este lunes.
Chávez llamó este lunes a Uribe “vocero de la oligarquía antibolivariana”, y lo acusó de no desear la paz, en un discurso ante el alto mando militar, en el marco de la campaña electoral del referendo sobre una reforma constitucional de corte socialista que le otorgaría nuevos poderes al mandatario.
“Yo lo que he hecho es poner en su sitio al presidente de Colombia. Llegó el momento de desenmascararlo. Él no quiere paz. Es un vocero de la oligarquía santanderista y antibolivariana” de Colombia, enfatizó Chávez, al reflotar las disputas entre el caudillo colombiano Francisco de Paula Santander y el libertador venezolano Simón Bolívar luego de la Independencia.
En Colombia reina “una oligarquía que no quiere paz y cree que va a jugar con nosotros”, sostuvo Chávez.
El domingo, el mandatario venezolano anunció que las relaciones con Colombia habían quedado “congeladas” en todos sus ámbitos, al aseverar que “no confío en nadie en el gobierno de Uribe”.
Sin embargo, aclaró que su anuncio no implicaba una ruptura: “Si Uribe quiere romper las relaciones por esto, que lo haga (...). Yo no las voy a romper, pero qué triste que haya un presidente mentiroso y que no dé la cara”.
Uribe dijo a Chávez que “sus palabras, sus actitudes, dan la impresión que usted no está interesado en la paz de Colombia, sino en que Colombia sea víctima de un gobierno terrorista de las FARC”, y le acusó de intentar “incendiar” y “expandirse” por el continente.
Chávez replicó en la madrugada del lunes: “Esa es la opinión de los Estados Unidos. Lo que quiere (Uribe) es acabar con la guerrilla por la vía militar, cree que es posible, con el apoyo de (el presidente George W.) Bush”.
“La verdad, presidente Chávez, es que el pueblo de Colombia tiene todo el derecho de derrotar el terrorismo, tiene todo el derecho a aceptar mediaciones, pero no mediaciones que busquen el protagonismo político, el enseñoramiento político del terrorismo”, replicó Uribe.
“Me preocupa mucho que usted, afanado por pretensiones electorales, ahora trate de apelar al viejo truco de estimular en Venezuela odio contra Colombia y contra el Gobierno de Colombia, para buscar su favorecimiento electoral”, dijo Uribe.
Para Chávez, ésta es la “más grave” crisis con Colombia desde que llegó al poder en 1999. “Hasta ahora, por más duros que hayan sido los acontecimientos, los jefes de Estado no habíamos entrado de lleno al conflicto”, expresó.
Salvo en el incidente de la corbeta colombiana Caldas, que penetró en aguas del Golfo de Venezuela y estuvo a punto de detonar una guerra entre los dos países en agosto de 1987, la tensión entre Venezuela y Colombia no había remontado antes hasta el punto actual.
La crisis diplomática “va a afectar las relaciones bilaterales, obviamente las relaciones económicas, las de cooperación, la posibilidad del ingreso a la CAN (Comunidad Andina)”, refirió. “No vamos a la CAN ya, definitivamente”.
El embajador venezolano en Bogotá, Pável Rondón, se encuentra en Venezuela. “Lo llamamos para que nos informara algunas cosas; pero no con la figura del llamado al embajador para consulta”, explicó Chávez.
Venezuela se retiró de ese mecanismo de integración del cual es fundador a principios de 2006, en rechazo a los tratados de libre comercio que Colombia y Perú tienen planteados con Estados Unidos.
La relación comercial de Venezuela y Colombia es de las más importantes para ambos países, se elevará de 4,200 millones en 2006 a unos 5,000 millones de dólares este año.
Además, queda en suspenso la delimitación del Golfo de Venezuela, durante décadas el asunto bilateral más espinoso, sobre el cual Chávez había anunciado que daría “buenas noticias” pronto.