Internacionales

Chávez afirma en París que Ingrid Betancourt está viva

* Afirma que Manuel Marulanda se comprometió a suministrar pruebas de que la ex candidata aún vive

La rehén franco-colombiana Ingrid Betancourt “está viva”, aseguró este martes en París el presidente venezolano Hugo Chávez después de almorzar en el Palacio del Elíseo con su homólogo francés Nicolás Sarkozy, que luego se declaró dispuesto a reunirse con las FARC.
“Puedo asegurar que Ingrid Betancourt está viva”, declaró Chávez al término de la reunión con Sarkozy, a la cual asistió acompañado por su canciller Nicolás Maduro y por la senadora colombiana Piedad Córdoba.
“Francia debe tener confianza no sólo en mí, sino en todos los actores que intervienen en este proceso. Haremos todo lo humanamente posible para liberarla y no sólo a ella, sino a todos los que están en la misma situación”, agregó.
Inmediatamente después del almuerzo, Sarkozy recibió a la familia de Ingrid Betancourt para comunicarle el resultado de sus conversaciones con Chávez. La familia de Ingrid Betancourt --en poder de las FARC desde febrero de 2002-- conserva su esperanza en la mediación que realiza el presidente Chávez para tratar de obtener su liberación.
“No estamos decepcionados. Mantenemos nuestra confianza”, indicó a la prensa la madre de Betancourt, Yolanda Pulecio, luego de la audiencia con Sarkozy. “Nos tranquiliza saber que Ingrid está viva”, dijo aludiendo a las garantías verbales que Chávez dio a Sarkozy, a quien sin embargo no pudo darle una prueba concreta como había anunciado que haría.
Chávez reconoció que no había podido traer las pruebas de supervivencia de Betancourt, pero señaló como un hecho positivo que el jefe de las FARC, Manuel Marulanda, se comprometió por escrito a suministrar “antes de fin de año” una prueba de que la ex candidata presidencial está viva.
Ingrid Betancourt se encuentra en poder de las FARC desde febrero de 2002 y la única prueba de vida que de ella se tiene es un vídeo de agosto de 2003.
Según declaró a la prensa David Martinon, portavoz del Elíseo, el presidente francés “tomó nota de las garantías dadas por las FARC al presidente Chávez de que se suministrarán rápidamente pruebas de vida de los rehenes, si bien lamentó que ello aún no haya sucedido”.
Sarkozy “recordó que esas pruebas de vida son indispensables, tanto para dar garantías sobre la suerte de los rehenes como para asegurar la sinceridad de las FARC en la búsqueda de una solución humanitaria”, añadió Martinon.
El portavoz también reiteró el apoyo de la Presidencia francesa “a los esfuerzos llevados a cabo por el presidente venezolano de acuerdo con el presidente colombiano, Álvaro Uribe”.
Entre los 45 rehenes que pueden ser canjeados figuran, además de Betancourt, los estadounidenses Keith Stansell, Thomas Howes y Marc Gonsalves, y varios políticos, militares y soldados.
Si el líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Manuel Marulanda, “libera al primer grupo de rehenes, yo iría al Caguán (sureste colombiano) a instalar una mesa de diálogo”, precisó Chávez, antes de afirmar que el presidente Uribe le dijo que él “estaría dispuesto a ir” a la zona de conflicto cuando se libere a todos los rehenes.
Por su lado, el gobierno colombiano señaló este martes que sólo dará luz verde para un encuentro entre Chávez y las FARC si los rebeldes entregan a un grupo de rehenes y se comprometen a liberar a todos los demás.
“Que el rey se disculpe”
Mientras tanto, en una rueda de prensa en París, el presidente venezolano fue interrogado una vez más sobre el incidente que protagonizó con el rey Juan Carlos I de España en la pasada Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile.
“Si el rey quiere que esto no siga, discúlpese señor. No le cuesta nada. Bájese del trono y dígame: ‘Me equivoqué’”, respondió Chávez.
Luego, en tono irónico, dijo que tras abandonar París rumbo a Lisboa, la noche de ayer martes, pasaría “rasando” sobre el palacio de La Zarzuela, la residencia oficial de los soberanos españoles en las afueras de Madrid.
“Le voy a pasar rasando allá en la Zarzuela, así bajitico. Espero que no me disparen”, afirmó el mandatario venezolano, que hoy miércoles cumplirá una breve visita en Portugal, antes de partir rumbo a Cuba.