Internacionales

Aznar llama a partidos de América Latina a unirse


GUATEMALA / ACAN-EFE

El ex presidente del Gobierno español, José María Aznar, hizo en Guatemala un llamado a los partidos de centro de América Latina a unirse para defender los valores de libertad y democracia.
“Hago un llamamiento a los partidos de centro reformista en América Latina para que pongan énfasis en lo que los une. Debemos cerrar filas en torno a los valores en los que creemos” de libertad y democracia, precisó Aznar, en un discurso pronunciado en la Universidad “Francisco Marroquín”, de la capital guatemalteca.
En esa institución académica, Aznar presentó ayer viernes un estudio titulado “América Latina: una agenda de libertad”, un informe estratégico sobre América Latina, elaborado por la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), de la cual es presidente.
Los partidos políticos, dijo, deben ser “capaces de construir alianzas sólidas sobre acuerdos de programas y coincidencias en las ideas” y construirse “en torno a ideas y programas coherentes, que no sean meros instrumentos de personalismos ni proyectos caudillistas”.
“En el mundo globalizado, los enemigos de la libertad no son grupúsculos aislados. Actúan en redes internacionales que se extienden más allá de América Latina”, anotó.
Señaló que la creación en Europa del Partido Popular Europeo, integrado por agrupaciones democristianas y liberales y que se ha convertido en la principal fuerza política de la Unión Europea, está “dispuesto a defender los valores y la realidad de una sociedad abierta y libre”.

Manipulación populista
Advirtió que “el viejo adversario de la libertad y la democracia revive bajo nuevos ropajes”, es movido por “un hambre voraz de poder” y se alimenta “de la manipulación populista y de la desesperación de los menos afortunados”.
Aznar se negó a hacer declaraciones por no querer “alimentar la polémica”, dijo a Efe uno de los miembros de su equipo, en referencia al incidente ocurrido el pasado sábado en la Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile, en la que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, lo tildó de “fascista” y lo acusó de apoyar el golpe de Estado que le apartó del poder dos días en 2002.
“Si es para hablar sobre fútbol sí”, respondió Aznar a Acan-Efe cuando se le pidió su opinión sobre las palabras de Chávez.
Durante su intervención, aunque no hizo referencia directa al gobernante venezolano, subrayó que “el autoproclamado socialismo del siglo XXI manipula las instituciones, dispuesto a vaciarlas de contenido para perpetuarse a sí mismo en el poder y llevar adelante su proyecto de ingeniería social”.
Además, atacó al régimen cubano, al que, junto con “sus aprendices”, acusó de “intentar acabar con los valores de la civilización occidental”.
El comunismo, subrayó, “ha dividido a los hombres y mujeres entre aquellos que lo controlan todo desde el poder y aquellos que no poseen absolutamente nada, excepto sus propios cuerpos”.
“El nuevo socialismo, como el viejo, sólo busca satisfacer las necesidades de unos pocos a expensas de una mayoría silenciada”, anotó, al criticar a los que “quieren contemporizar con los tiranos y negociar con sus aprendices”.
“Los habitantes de La Habana tienen el mismo derecho a perseguir sus sueños que quienes viven en Londres, Madrid o Nueva York. La libertad de un país no puede depender del estado de salud de un hombre o de los cálculos políticos de unos pocos”, añadió, en clara referencia al presidente cubano Fidel Castro, enfermo desde hace más de un año.
El informe estratégico sobre América Latina fue presentado por Aznar el pasado lunes en la Universidad “Sergio Arboleda”, de Bogotá, en presencia del presidente colombiano, Álvaro Uribe.