Internacionales

Comienza reconstrucción en zona norte de Chile

* Clausuran por anticipado año escolar

TOCOPILLA, CHILE / AFP

Con la demolición de las casas dañadas comenzó la reconstrucción de las tres localidades afectadas en el norte de Chile tras el terremoto de 7.7 grados, que el miércoles dejó dos muertos y más de 15,000 damnificados, en un ambiente de temor ante las réplicas y la preocupación por la falta de agua potable.
Maquinaria pesada comenzó a derribar los muros que aún permanecían en pie y que amenazaban con caer ante cualquiera de las múltiples réplicas que siguen sacudiendo el norte chileno desde el miércoles.
En Tocopilla, ciudad portuaria pobre de 24,000 habitantes, el 70% de las casas quedó con severos daños estructurales, según la Oficina Nacional de Emergencias del Ministerio del Interior (Onemi).
Ubicada 1,600 km al norte de Santiago, Tocopilla es el lugar donde se registraron las dos muertes que dejó el temblor, y donde recientemente las autoridades decretaron el término anticipado de las clases hasta el próximo año debido a los daños que sufrieron sus 10 escuelas.
Los establecimientos educacionales “tienen daños severos, revisten riesgos para nuestros estudiantes” y ni siquiera pueden ser usados como albergues, dijo la ministra de Educación, Yasna Provoste.

Renuentes en abandonar casas dañadas
La preocupación de las autoridades es convencer a los tocopillanos de abandonar sus dañadas viviendas y trasladarse hasta los albergues provisorios, aunque muchos se niegan a hacerlo por temor al robo de sus enseres.
Voluntarios de bomberos ayudaban al traslado de las familias, mientras se repartía agua en camiones cisterna en aquellas zonas donde el suministro aún no se restablecía.
El jueves se repartieron 60,000 litros de agua, y las faenas continúan este viernes, dijo el teniente del Ejército, Esteban Ampuero, que coordina labores de ayuda de los militares, a la radio Cooperativa de Santiago.
Los vecinos de Tocopilla denunciaban, además, que los pequeños comerciantes locales aprovecharon la coyuntura y comenzaron a especular con los precios de los ahora escasos víveres.
Mientras, en el Estadio Municipal se montó un hospital de campaña debido a que el hospital local sufrió severos daños y debió ser evacuado.
La presidenta chilena Michelle Bachelet --que el jueves visitó Tocopilla-- pidió apurar el catastro oficial de daños a viviendas, y prometió subsidios para que los afectados puedan acceder a nuevas casas. Además, prometió construir un nuevo hospital para la ciudad.
Pero el ministro de Obras Públicas, Eduardo Bitrán, dijo que no será necesario demoler el viejo.
“El hospital no es necesario demolerlo. Se puede recuperar con una inversión importante, y (para eso) estamos esperando el informe final de la División de Arquitectura”, dijo.
En las vecinas María Elena y Quillagua el panorama era similar. Las casas más dañadas eran también demolidas a la espera de las viviendas de emergencia, que comenzaban a llegar este viernes.