Internacionales

Narcos colombianos se mudan a Costa Rica


GUATEMALA / ACAN-EFE

El gobierno de Estados Unidos dijo ayer martes en Guatemala que cuenta con información sobre que narcotraficantes colombianos se están mudando hacia Costa Rica y Panamá, empujados por el éxito que ha tenido el gobierno de Colombia en el combate al narcotráfico.
John Feeley, director de la oficina para Centroamérica del Departamento de Estado de Estados Unidos, señaló que “el éxito del presidente (Álvaro) Uribe en Colombia” en la erradicación del narcotráfico en su país, “está empujando” a los narcotraficantes colombianos a “pasarse a Costa Rica y a Panamá”.
“No queremos que Centroamérica se convierta en un refugio de narcotraficantes colombianos”, precisó Feeley, tras participar hoy en una reunión de trabajo con los viceministros de Relaciones Exteriores de los países que integran el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).
La posición geográfica de Centroamérica, agregó Feeley, la ubica en el medio “de la región que produce la droga y la región que la consume”, lo cual hace que “el 90 por ciento de la cocaína que entra en los Estados Unidos pase a través de vías marítimas y terrestres de Centroamérica”.

Analizan “Iniciativa Mérida”
Durante el encuentro de un día, los funcionarios analizaron el avance de la estrategia regional contra el narcotráfico y el crimen organizado presentado en junio pasado por la región centroamericana, la cual ha sido incluida en el denominado “Iniciativa Mérida”, promovido por el presidente estadounidense, George W. Bush.
Feeley dijo que su gobierno “reconoce el sufrimiento de los pueblos centroamericanos” por el incremento de los hechos de violencia derivados del narcotráfico, y destacó que en la administración Bush “estamos conscientes de que si no apoyamos (la alianza regional) Centroamérica no será eficiente y eficaz” en el combate de ese flagelo.
La Casa Blanca ha aprobado ya un desembolso de 16 millones de dólares para financiar la estrategia regional de seguridad, y está a la espera de que el Congreso de su país apruebe un proyecto de 50 millones de dólares más para colaborar con la región.
“Éste es un plan centroamericano, no es un plan americano. No vamos a tener un despliegue de militares norteamericanos en Centroamérica, para nada. No vamos a tener una presencia fuerte de agentes norteamericanos. Ésta es una labor que los centroamericanos tiene que complementar, y la intención nuestra es ayudar con cosas puntuales como asistencia técnica, materiales e información”, precisó.
Feeley agregó que “la Administración Bush, y el mismo pueblo norteamericano, reconocen que mucha de la criminalidad que se experimenta aquí (en Centroamérica) es resultado de la demanda y consumo de droga en nuestro país. Por nuestra parte el mayor desafío es bajar las cifras de consumidores en Estados Unidos”.
El funcionario del Departamento de Estado anotó que los recursos que la Casa Blanca gestiona ante el Congreso “son el comienzo para fortalecer nuestra alianza con Centroamérica”, y advirtió que el incremento de esa ayuda dependerá de que se demuestre el éxito en el uso de esos fondos “disminuyendo los niveles de inseguridad en la región”.
La estrategia regional de seguridad del SICA, en el que se incluyen Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, además del narcotráfico contempla el combate a las pandillas juveniles, el tráfico de personas y armas y el lavado de dinero.