Internacionales

Gerente de Hondutel sigue prófugo


TEGUCIGALPA / ACAN-EFE

El gerente de la estatal Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel), Marcelo Chimirri, contra quien pende orden de captura, se encuentra prófugo, aunque pidió protección al Comisionado de los Derechos Humanos, Ramón Custodio.
Custodio dijo escuetamente a periodistas que ha recibido la “documentación pertinente” y que el departamento legal del organismo defensor del pueblo “estudia el caso”.
Chimirri también habría pedido protección a la Embajada de Italia en Tegucigalpa, aunque esa legación diplomática indicó que sólo ha sido notificada sobre la situación del funcionario, quien es hondureño nacido en Argentina, pero tiene ascendencia italiana.
Chimirri está prófugo desde el pasado viernes, cuando su lujosa residencia cercana a Tegucigalpa, lo mismo que las oficinas principales de Hondutel, fueron allanadas por policías y fiscales, como parte de una investigación por presunto espionaje telefónico.
Entre los afectados por ese espionaje, mediante el cual se han grabado conversaciones telefónicas, figuran el presidente hondureño, Manuel Zelaya, lo mismo que otros altos funcionarios del Gobierno.
Algunas de esas llamadas, incluso entre Chimirri y Zelaya, trascendieron por internet y medios de prensa hondureños.
Hace dos semanas, Zelaya denunció el espionaje telefónico ante la Fiscalía, lo que motivó el inicio de la investigación y el posterior allanamiento de la residencia de Chimirri y las oficinas de Hondutel.
Chimirri ha sido acusado por “violación y revelación de secretos y abuso de autoridad”, lo mismo que por tenencia ilegal de armas, que fueron encontradas en su residencia.
El domingo, Zelaya dijo en el occidente del país que lo ocurrido el viernes fue un “asalto” de la Policía contra la residencia de Chimirri.
Agregó que el allanamiento fue “un acto que vulnera nuestra integridad”, y que “en vez de citarlo le mandaron a asaltar su casa”.
“Esta medida nos tiene asustados a todos, no sabemos qué es lo que está pasando en el Ministerio de Seguridad. No hay que hablar mucho de la Policía, porque hoy se dedican a capturar funcionarios”, recalcó Zelaya, quien además anunció que hoy hablaría más del caso porque todavía no había recibido la suficiente información.
No obstante, en una rueda de prensa, luego de reunirse con los miembros del Consejo Nacional de Seguridad Interior (Conasin), el gobernante fue ponderado, y enfatizó que hablará cuando haya recibido de la Fiscalía y otras autoridades toda la información del caso.
Chimirri es amigo personal de Zelaya, quien ayer también dijo en torno al allanamiento, que “ese tipo de despliegues de la Policía es un acto brutal, nunca lo habíamos visto, yo en mi vida, y toda mi vida he vivido aquí en Honduras”.
“Jamás había visto que a alguien se le tratara así de esa forma como se le trató, y en esa casa en la que al final lo que había era una señora con sus dos hijos pequeños”, afirmó el presidente