Internacionales

Sindicalistas y policías chocan en Argentina


BUENOS AIRES / AFP

Al menos veinte heridos, dos graves, dejó ayer lunes el enfrentamiento en el centro de Buenos Aires entre sindicalistas de los gremios del transporte que reclamaban medidas de estabilidad laboral y policías que intentaban dispersarlos, informó el ministerio del Interior.
Decenas de activistas gremiales arrojaron piedras y blandieron palos al enfrentarse con policías de la guardia de infantería (antidisturbios), que repe-
lieron los ataques con bastones y disparos de balas de goma a apenas 200 metros de la Casa Rosada (gobierno).
Febriles negociaciones entre los gremios y el gobierno lograron desactivar por la noche una huelga general de transporte por 24 horas que iba a comenzar esta medianoche según el anuncio previo de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) en repudio de la feroz represión.
El secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT), Hugo Moyano, confirmó que fue el pedido provino del propio presidente Néstor Kirchner y del jefe de Gabinete, Alberto Fernández, pero aclaró que la huelga “está suspendida y no levantada”.
El ministerio del Interior precisó que son 16 los policías heridos, cinco de los cuales debieron ser hospitalizados, uno de ellos en terapia intensiva.
También fueron hospitalizados cuatro manifestantes que además están bajo arresto.
Ricardo Crescenti, del servicio sanitario comunal de la capital argentina, precisó que seis de los heridos presentan “politraumatismos y heridas cortantes”, en tanto un manifestante “debió ser intervenido por una herida de bala en una pierna y su estado es reservado”.
Crescenti dijo “no estar en condiciones” de precisar si la herida fue pro-
ducida por una bala de plomo o por un proyectil de goma.
Imágenes de televisión mostraron a varios manifestantes y al menos un policía tendidos en el suelo, sin conocimiento, en la acera del Palacio de la Legislatura (parlamento comunal).
El Ministerio del Interior informó que dispuso el pase a disponibilidad de un policía que la emprendió salvajemente a palazos contra un manifestante que yacía tendido en el suelo, lo que fue captado por imágenes de televisión.
La movilización había sido convocada por la UTA, que nuclea a conductores de taxis y autobuses, en coincidencia con el Sindicato de Camioneros, para protestar por el proyecto de una nueva ley municipal que reforma el sistema de concesión de permisos para conducir.
La reforma legislativa impulsa un nuevo método de otorgamiento de credenciales para conducir vehículos que se basa en puntajes por conducta y cumplimiento de las leyes de tránsito.
Los sindicatos consideran que el nuevo sistema restringirá el derecho a trabajar.