Internacionales

Crece tensión en Venezuela


La movilización en Venezuela a favor y en contra de una reforma constitucional de corte socialista que será sometida a referendo en diciembre, dio un giro tras los incidentes del miércoles en la Universidad Central, entre llamados del gobierno y opositores a evitar la violencia.
Con distintos tonos, la Iglesia Católica, los rectores y estudiantes de las universidades y el parlamento coincidieron este viernes en deplorar la violencia callejera, mientras se preparan grandes marchas de los partidos que propugnan el No a la reforma el sábado y el oficialismo la próxima semana.
“Es preciso evitar los enfrentamientos violentos entre los venezolanos”, indicó este viernes en un comunicado la Conferencia Episcopal, dos días después de los incidentes en la universidad que dejaron nueve heridos, tres de ellos por bala. Venezuela “vive momentos de gran intensidad política, que han llevado a legítimas manifestaciones estudiantiles pero también a actos de violencia verbal y física que perturban la paz”, indicó la jerarquía católica.
Las protestas “no se deben satanizar dándoles a priori connotación de ‘conspiración desestabilizadora’”, indicaron los prelados aludiendo a las versiones oficiales sobre los incidentes.
“Nadie tiene derecho a agredir, descalificar u ofender a quienes disientan de su opinión”, puntualizaron los arzobispos de Maracaibo, Ubaldo Santana, de Coro, Roberto Lückert, el cardenal Jorge Urosa, arzobispo de Caracas y el obispo de Puerto Cabello, Ramón Viloria.