Internacionales

59 muertos en La Española

* República Dominicana reporta 41 víctimas mortales y 20 desaparecidos * Otros 18 muertos en Haití

SANTO DOMINGO / EFE

Las lluvias caídas durante los últimos días en el territorio de la isla caribeña de La Española, que comparten República Dominicana y Haití, dejaron al menos 59 muertos y un rastro de caos y desolación tras el paso de la tormenta tropical Noel.
En República Dominicana, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) informó que hasta el momento se han registrado 41 víctimas mortales, mientras que 20 personas están desaparecidas, 50 mil 592 han sido evacuadas y 41 comunidades están incomunicadas.
El portavoz de esta institución, Ramón Rodríguez Sánchez, dijo que 543 personas fueron rescatadas y una docena de puentes y carreteras resultaron afectadas por las torrenciales lluvias ocasionadas, primero por la tormenta tropical Noel y luego por una onda tropical.
Mientras tanto, las ayudas internacionales empezaron a llegar al país con la donación, por parte del gobierno de Taiwan, de 25 mil dólares, para mitigar los daños causados por las lluvias en el sector agrícola.
Según el ministro de Agricultura local, Salvador Jiménez, el 95 por ciento de las plantaciones de plátanos, guineos y tomates, así como prácticamente toda la producción de cebolla roja de las provincias de Azua y Peravia (sur), casi listas para su cosecha, fue afectado por el fenómeno.
No obstante, dijo que de momento es imposible cuantificar los daños a la producción agrícola y pecuaria ocasionados por las precipitaciones debido a que la mayoría de las zonas productoras permanecen inundadas.
El presidente dominicano, Leonel Fernández, dio a conocer que varios países han ofrecido ayuda y que su gobierno pondera estos ofrecimientos para canalizarlos en las áreas más sensibles.
Las intensas lluvias y las consecuentes inundaciones mantienen en situación de alerta a 27 de las 32 provincias del país, según la CNE, que precisó que las precipitaciones han destruido una docena de viviendas y causado daños en 12 mil 636 casas.
El director de la Defensa Civil, Luis Luna Paulino, aseguró que “la situación está bajo control”, y, aunque reconoció que se trata de una emergencia, descartó que deba declararse el estado de calamidad pública, ya que los organismos de socorro están “haciendo frente” a la situación.

18 muertos en Haití
La gravedad de la situación en República Dominicana es parecida a la que se vive en Haití, donde 18 personas perdieron la vida y catorce resultaron heridas como consecuencia de los desbordamientos e inundaciones.
La directora de Protección Civil, Alta Jean-Baptiste, informó, además, que unas 3,000 personas tuvieron que ser evacuadas en diferentes puntos del país para ponerlas a salvo de las graves inundaciones.
En cuanto a los daños en viviendas, 80 casas quedaron destruidas y otras 300 dañadas, según la fuente.
Además de Puerto Príncipe, las otras zonas más afectadas son Grand-Goave, Petit-Goave (Sur), Marigot (sureste), Arcahaie, Ghantier y Croix des Bouquets (al norte de Puerto Príncipe).
Seis ministros viajaron a los puntos más golpeados por la tormenta, que obligó a poner en marcha una “movilización total”, según el ministro de interior, Paul Antoine Bien-Aimé, quien informó que el gobierno dispuso fondos equivalentes a un millón de dólares para atender a las víctimas.
Desde Jacmel, en el sureste, el presidente de la Asamblea Nacional, Joseph Lambert, llamó las autoridades y organismos no gubernamentales a llevar comida porque “el hambre empieza a poner nerviosa a la gente”, dijo.
Las lluvias, que desde hace cinco días han golpeado la isla caribeña, se mantendrán durante los próximos días debido a la presencia de una onda tropical que se ha situado sobre la República Dominicana tras el paso de “Noel” y que alcanzará también al país vecino.