Internacionales

Turquía lista para incursión militar en Irak

* Mientras se intensifican contactos diplomáticos para evitar operaciones a gran escala

El Ejército turco mató ayer domingo a 15 rebeldes kurdos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el este de Turquía mientras se intensifican los contactos para evitar una operación militar turca a gran escala en el norte de Irak.
Miles de militares turcos participan en una operación contra los separatistas del PKK en el este del país, a 600 km de la frontera turco-iraquí, que se ha saldado con la muerte de 15 rebeldes, según la televisión CNN Turk.
El balance de esta operación en la provincia de Tunceli, que sigue su curso, no ha sido confirmado oficialmente.
Esta acción militar tiene lugar una semana después de un ataque perpetrado por el PKK cerca de la frontera iraquí, en el que los turcos sufrieron 12 bajas en sus filas. Además, ocho soldados turcos fueron hechos prisioneros en esa emboscada que ha incrementado la crispación entre Ankara y Bagdad.
De visita en Teherán, el ministro turco de Relaciones Exteriores, Ali Babacan, advirtió que todas las opciones estaban “sobre la mesa” para acabar con los insurgentes del PKK, considerada una organización terrorista por Washington y los europeos.
“Disponemos de distintos instrumentos. Podemos utilizar la vía diplomática o recurrir a la fuerza militar”, declaró tras entrevistarse con su homólogo iraní Manuchehr Mottaki, quien se cuidó mucho de respaldar una intervención militar.
Lo cierto es que la opción militar contra la retaguardia de los rebeldes kurdos en el norte de Irak se ha ido reforzando en las últimas horas tras el fracaso, el viernes, de las negociaciones en Ankara con los iraquíes.
Turquía lanzará una operación “cuando sea necesario”, sin tener en cuenta la opinión de la comunidad internacional, advirtió el sábado el primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan, visiblemente exasperado por los llamados de Estados Unidos pidiéndole contención.
El jueves abordará esta cuestión con la secretaria de Estado norteamericana Condoleezza Rice, quien hará un alto en Ankara antes de asistir a una Conferencia Internacional de los países vecinos de Irak el viernes y sábado en Estambul.
Washington quiere evitar a toda costa que se desestabilice el Kurdistán iraquí, una de las pocas regiones de Irak donde impera una calma relativa, pero Turquía da signos de impaciencia.
Por lo pronto, ya ha concentrado tropas en el sur del país, cerca de su frontera con Irak, adonde también ha enviado refuerzos y equipamiento militar, según la prensa turca. La crisis entre turcos y kurdos será el tema estrella de la Conferencia de Estambul, que contará con la presencia del jefe de la diplomacia iraquí Hoshyar Zebari. Según un diplomático turco, este último se reunirá a solas con su homólogo turco.