Internacionales

Venezuela propone que países pobres paguen U$ 40 por barril de petróleo

"Dedebería haber un petróleo equilibrado, con un componente dedicado a los países en desarrollo y otro para los países desarrollados", dijo el responsable del área comercial de la empresa estatal venezolana Pequiven.

La compañía estatal petroquímica venezolana Pequiven considera que los países pobres deberían pagar unos 40 dólares por el barril de petróleo y los desarrollados unos 80 dólares, dijo hoy su director comercial, Francisco Toro.
Tras ofrecer una rueda de prensa en la Feria Internacional de plástico y caucho de Düsseldorf (oeste de Alemania), Toro aseguró que "creemos que tiene que existir un precio justo para los hidrocarburos, que debe ser más alto para los países industrializados y con mayor uso de la energía fósil, pero también accesible para los países que no tienen ese nivel de desarrollo".
"Si el precio del petróleo acompañara la inflación de todos los productos, el petróleo que en los años 80 estaba en 8 dólares debería estar hoy alrededor de los 100 dólares, eso es una reacción a un mercado pero, sin embargo, es un precio imposible de pagar por los países más pobres", según Toro.
Por ello, el responsable del área comercial de la empresa estatal venezolana Pequiven opinó que "debería haber un petróleo equilibrado, con un componente dedicado a los países en desarrollo y otro para los países desarrollados".
Preguntado por una cifra concreta para el precio del barril de crudo, Toro respondió: "debería ser de unos 40 ó 50 dólares para el petróleo barato y unos 80 ó 90 dólares para el petróleo de los países desarrollados".
El barril del crudo Brent para entrega en diciembre, de referencia en Europa, batió ayer un récord en 89,30 dólares en el mercado de Londres.
Al mismo tiempo, el petróleo ligero de Texas superó en Nueva York los 92 dólares. Pequiven participó este año por primera vez en la Feria Internacional de plástico y caucho de Düsseldorf, llamada Feria K, que comenzó el pasado 24 de octubre y concluirá el próximo miércoles.
Respecto a los acuerdos de cooperación firmados hace algo más de un año entre el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, y el venezolano, Hugo Chávez, Toro dijo que "a partir de ellos se creó la compañía Venirán, que es una empresa mixta que va a realizar el estudio de viabilidad de la primera planta de metanol que tendrá un millón de toneladas de producción y se situará en Güiria, en el Estado Sucre (Venezuela)."