Internacionales

Corte anula cargos a familia de Pinochet

* Resolución de Sala de Apelaciones beneficia a su viuda y a cuatro de sus cinco hijos

La familia del fallecido ex dictador chileno, Augusto Pinochet, se anotó este viernes un triunfo judicial, luego de que la Corte de Apelaciones anuló los cargos en su contra y los exculpó del delito de malversación de caudales públicos por el que fueron procesados y arrestados hace tres semanas.
La resolución benefició a su viuda, Lucía Hiriart, y a cuatro de sus cinco hijos: Lucía, Jacqueline, María Verónica y Marco Antonio, además de 10 ex cercanos colaboradores, todos procesado y arrestados por malversación fiscal el 4 de octubre, por orden del juez Carlos Cerda.
El quinto hijo del ex dictador, Augusto Pinochet, no fue exculpado, ya que no presentó un recurso de apelación o ‘Habeas Corpus’, tal como lo hizo el resto de su familia. De momento, sigue procesado.
La anulación fue decidida de forma unánime por la Quinta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago. El fallo fue informado por su presidente, Juan Eduardo Fuentes.
“Se acogen los recursos de amparo presentados (...) y, en consecuencia, se deja sin efecto el auto de procesamiento dictado en su contra el 4 de octubre pasado, declarándose que ninguno de ellos queda encausado como autor del delito de malversación de caudales públicos”, dijo Fuentes.
En el texto del fallo se explicó que “no se advierte que los encausados tuvieran conocimiento y voluntad en torno al designio criminal de apropiarse de caudales públicos”.
Tampoco --se agregó-- “han sido preguntados acerca de la existencia de tales gastos reservado ni por el manejo de los mismos, ni acerca de otras circunstancias fácticas relacionadas con esto”.
“Siento que prevaleció la justicia, porque lo que hizo el juez Cerda fue una cosa insólita”, declaró Lucía Pinochet, a la Televisión Nacional de Chile.
“Yo nunca trabajé para el gobierno y no me pueden juzgar como funcionario público, eso es una cosa insólita”, agregó la hija del ex dictador, que tiene intenciones de postularse como diputada.
El fallo será apelado ante la Corte Suprema, según anunció el abogado querellante, Alfonso Insulza.
“Voy a apelar, porque a mi juicio, está acreditada la red financiera y la asociación ilícita que se formó para abultar el patrimonio financiero de Pinochet”, dijo.
Para los defensores, en cambio, el fallo reestablece el imperio de la ley.
“Esto es recuperar la fe y la confianza en la justicia”, afirmó el defensor de Lucía Pinochet, Hugo Ortiz de Filippi.
“Esto deja en evidencia lo que hemos dicho en un comienzo: que la decisión del ministro Cerda no se ajustaba a derecho”, aseguró por su parte el representante de Lucía Hiriart, Fernando Rabat.
El portavoz oficial Ricardo Lagos Weber, dijo que al Ejecutivo sólo le corresponde velar por el cumplimiento de las resoluciones judiciales: “Como gobierno, nos corresponde (...) asegurar de que los fallos se cumplan. Punto. Todo lo demás, huelga”, señaló.
Además de los cinco miembros de la familia Pinochet, el fallo dejó sin efecto los encausamientos en contra de otros 10 ex colaboradores de Pinochet (1973-1990). La sala rechazó, asimismo, los amparos presentados por el oficial retirado y abogado del ex dictador, Gustavo Collao, y el militar retirado Eduardo Castillo.
Otros seis asesores, entre ellos sus ex secretaria Mónica Ananías, siguen procesados.
Todos fueron encausados por el juez Cerda por malversación de caudales públicos, en el marco de la investigación que se inició en 2004, cuando fueron encontradas las primeras del casi centenar de cuentas que Pinochet abrió en bancos extranjeros, en su mayoría en el Riggs Bank de Estados Unidos.
El juez Cerda --que enfrenta una investigación disciplinaria por sus declaraciones en este caso--, estimó que se desviaron unos 20 millones de dólares, en su mayoría provenientes de fondos reservados.
El ex dictador fue procesado y estuvo bajo arresto domiciliario por este caso, pero murió en diciembre antes de recibir condena.
Tras ser procesada, la familia de Pinochet fue arrestada en cárceles comunes, bajo el mismo régimen del resto de los reclusos. Permaneció detenida por dos días.