Internacionales

Regresa Gorbachov con nuevo proyecto socialdemócrata


Moscú / EFE

El último dirigente soviético, Mijaíl Gorbachov, volvió ayer a la política activa tras varios años de labor intelectual, al fundar la Unión de Socialdemócratas (US), ocasión que aprovechó para criticar la falta de democracia en la Rusia de Putin.
“Nuestra tarea es luchar contra aquellos que pongan en duda la necesidad de la transformación democrática”, aseguró Gorbachov durante el congreso de fundación de la US en el que tomaron parte unas doscientas personas.
Tras una corta intervención, el adalid de la Perestroika fue elegido unánimemente líder del nuevo movimiento político, que pretende llenar el hueco entre los comunistas, aquejados de anacronismo, y los liberales, excesivamente ligados a Occidente y a la terapia de choque, a ojos del electorado.
Gorbachov, que desde sus tiempos como jerarca soviético se ha confesado socialdemócrata, criticó “la deformación del sistema parlamentario y del principio de división de poderes” que aqueja actualmente a Rusia. “Somos testigos de una hipertrofia del poder Ejecutivo. El ‘Partido del Poder’ prácticamente monopoliza los recursos administrativos e ideológicos del país”, aseguró.
El nuevo líder socialdemócrata denunció que “de hecho, no haya oposición real en la sociedad rusa”, ya que se “toman medidas de represión policial contra cualquier movimiento de protesta”.
“Nosotros, los socialdemócratas consideramos necesario la instauración de la democracia en toda su plenitud, y la reinstauración del sistema político con partidos independientes”, dijo. La US, que aún no se ha inscrito como partido político, no podrá participar en las elecciones parlamentarias del próximo 2 de diciembre.
Gorbachov, cuyo anterior proyecto, el Partido Social-Democrático, vio arrebatada su condición de formación política por el Tribunal Supremo, al carecer del mínimo de militancia requerido, tiene la vista puesta en las elecciones de 2011.
“Ahora vamos a trabajar con nuestros conciudadanos, muchos de los cuales no comprenden la importancia y significado de la socialdemocracia. Cuando lo sintamos (...) de cara a los próximos comicios podremos acometer la formación del partido”, dijo.

Mas apreciado en el extranjero
Aunque siempre ha ahorrado críticas a la gestión del presidente ruso, Vladímir Putin, el último dirigente de la URSS criticó recientemente el método utilizado para nombrar al nuevo primer ministro, Víctor Zubkov.
Al mismo tiempo, Gorbachov aseguró que líderes opositores como el ex campeón mundial de ajedrez Gary Kaspárov y el ex primer ministro Mijaíl Kasiánov no daban la talla y concedió pocas opciones a la oposición en las próximas elecciones.
En materia de política exterior, Gorbachov, aún hoy en día es más apreciado en el extranjero que en su propio país, insistió en que el sitio de Rusia está en Europa, ya que “los rusos pertenecen a la civilización europea”. En su última participación electoral, en los comicios presidenciales de 1996, Gorbachov obtuvo el respaldo de apenas el 1 por ciento de los electores.
Entre los presentes en el congreso se encontraban personalidades de la Perestroika como el antiguo alcalde de Moscú, Gavril Popov, y el prestigioso economista Nikolái Shmeliov, además de periodistas críticos con el Kremlin y el ex disidente soviético y escritor Vladímir Bukovsky, que regresó por segunda vez a Rusia tras quince años de exilio.
Bukovsky, que pasó doce años en prisión y en clínicas psiquiátricas, fue deportado de la URSS en 1976 y privado de la ciudadanía soviética, ha expresado su intención de presentarse a las elecciones presidenciales de marzo próximo.