Internacionales

Bush advierte de III Guerra Mundial si Irán obtiene armas nucleares

"Si Irán tuviera un arma nuclear, sería una amenaza a la paz mundial", consideró el mandatario estadounidense, quien recordó que el "dirigente iraní ya anunció su interés de destruir Israel"

El presidente de EEUU, George W. Bush, advirtió hoy a la comunidad internacional que si tiene interés en evitar una III Guerra Mundial, hay que evitar que Irán tenga "los conocimientos suficientes como para fabricar un arma nuclear".
En una conferencia de prensa convocada esta misma mañana, el mandatario también se opuso a una incursión turca en el norte de Irak, algo que, en su opinión, "no le interesa" a Ankara.
A preguntas de los periodistas y en relación al encuentro celebrado ayer entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y su colega iraní, Mahmud Ahmadineyad, Bush dijo que Washington va a "seguir trabajando con Rusia y otros países para enviar a Irán el mensaje de que se le aislará si sigue adelante con su programa nuclear".
"Si Irán tuviera un arma nuclear, sería una amenaza seria a la paz mundial", consideró Bush, quien recordó que el "dirigente iraní ya anunció su interés de destruir Israel".
Uno de los periodistas preguntó a Bush por la imagen de complicidad que dieron Putin y Ahmadineyad en el encuentro de ayer, algo lógico para Bush, quien dijo que "a ningún líder le gusta que le saquen una foto con malos gestos".
"Teherán no le interesa ser aislado"
El gobernante estadounidense subrayó el hecho de que durante su último encuentro con Putin, el mandatario ruso le reiteró que compartía su opinión de que a Teherán no le interesa que sea aislado. Por otro lado, el jefe de la Casa Blanca dedicó gran parte de la rueda de prensa a criticar al Congreso por su lentitud para aprobar otras prioridades nacionales.
Durante la conferencia de prensa, lanzó fuertes críticas al Legislativo, al indicar que en los últimos nueve meses los congresistas, "desafortunadamente, no han logrado aprobar muchos proyectos importantes".
Además de las cuestiones domésticas, Bush habló de otros asuntos, como la visita a Washington del Dalai Lama, la situación en Israel y Palestina, y la posible incursión de Turquía en Irak.
A este respecto, el presidente dijo que Washington ha advertido a Turquía que no creen que sea de su interés enviar tropas a Irak. "De hecho, ya tienen a soldados ahí", apuntó.
Señaló, además, que el gobierno iraquí entiende que el asunto de las tropas turcas es "delicado".
Por esa razón, el vicepresidentes iraquí Tariq Al-Hashimi visitó Estambul "para expresar que comparte esta preocupación", apuntó Bush.
Las palabras del jefe de la Casa Blanca coincidieron con la autorización del Parlamento turco al gobierno a lanzar incursiones militares contra la bases de los guerrilleros del ilegal Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte de Irak.
Bush instó al Legislativo estadounidense para que no apruebe una resolución en la que se califica de "genocidio" las matanzas de 1915 en Armenia, una resolución que podría estar en peligro, ya que varios demócratas han retirado su apoyo.
Insta a China unirse a líder espiritual
Con todas las medidas sobre asuntos nacionales que debe aprobar el Congreso, "una cosa que no debiera hacer es ordenar el historial del Imperio Otomano", comentó.
En relación al Dalai Lama y el rechazo de Pekín al recibimiento dispensado en Washington, Bush instó a China a que se reúna con el líder espiritual. "Les he dicho reiteradamente a los chinos que la libertad religiosa les favorece y que les interesa reunirse con el Dalai Lama. Eso le reiteraré hoy en público", dijo.
"Si se sentaran con él, se darían cuenta de que es un hombre pacífico y de conciliación", agregó el presidente estadounidense.
La conferencia de prensa de Bush se celebró unas horas antes de su asistencia a un acto para la entrega de la medalla de oro del Congreso,. que supondrá la primera aparición de un gobernante estadounidense al lado del Dalai Lama.
Por otro lado, el jefe de la Casa Blanca subrayó que era importante que ayudar a los israelíes y palestinos a avanzar en sus contactos, de cara a la conferencia internacional que se celebrará en Estados Unidos en noviembre.
"Los palestinos han recibido promesas todos estos años y necesitan ver que hay un esfuerzo serio y centrado en ellos" para el establecimiento de un Estado palestino.