Internacionales

Estados Unidos estudia plan alternativo


WASHINGTON / AFP

El Pentágono evalúa nuevas alternativas para aprovisionar a las tropas estadounidenses en Irak ante la amenaza de Turquía de retirarle el crucial apoyo logístico si Washington adopta una resolución en la que se reconoce como genocidio la masacre de armenios a principios del siglo XX.
Las tensiones se incrementaron en los últimos días entre Estados Unidos y Turquía, que prevé una intervención en el norte de Irak para combatir a los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). La Casa Blanca pidió el lunes a Ankara abstenerse de emprender ese tipo de acciones.
“Estamos elaborando planes alternativos”, aseguró el martes un responsable del Ministerio de Defensa. “Se trata de estudiar las otras opciones de las que disponemos, porque el bloqueo turco del paso por su territorio de material militar estadounidense destinado a los cerca de 160,000 soldados desplegados en Irak “tendría serias consecuencias operacionales”, señaló.
Las relaciones entre Estados Unidos y Turquía se tensaron a raíz de un texto adoptado por una comisión parlamentaria estadounidense la semana pasada, que podría ser aprobado por la Cámara de Representantes y que reconoce que los armenios fueron víctimas de un genocidio a inicios del siglo XX bajo el Imperio Otomano.
Turquía, que se niega a hablar de genocidio, amenaza con tomar represalias, que el secretario de Defensa, Robert Gates, considera muy en serio.
“Los turcos fueron suficientemente claros sobre las medidas que tomarían si la resolución es aprobada”, declaró la semana pasada.
El acceso al espacio aéreo turco es crucial para Estados Unidos: 70% de la carga aérea estadounidense, 30% del combustible y 95% de los nuevos vehículos blindados destinados a Irak pasan por la base aérea de Incirlik (en el sur de Turquía).
“La interrupción de la cooperación turca podría provocar un ligero incremento del tiempo de entrega y podría aumentar el riesgo de ataques de los insurgentes a los convoys”, precisó el Pentágono.
Un alto responsable militar estadounidense advirtió este martes que Irak defendería su soberanía en caso de una incursión militar turca en el norte del país, prevista por Ankara para combatir a los rebeldes kurdos.
“Es importante notar que Irak es una nación soberana y que se toma muy en serio su soberanía y la defensa de su territorio” si los turcos atraviesan la frontera para atacar a los rebeldes del PKK, señaló en una conferencia de prensa el general Carter Ham, del Estado Mayor Conjunto de las fuerzas armadas estadounidenses.
El general precisó que eso no significa que el ejército estadounidense en Irak ayudará a las fuerzas iraquíes a defender su territorio. Estados Unidos esperará encontrar una solución diplomática con su aliado turco, subrayó.
“Si la diplomacia falla, deberemos evaluar la situación y decidir a nivel político cuál es la mejor manera de manejarlo”, agregó.
“La alternativa es pasar por el sur de Irak”, por Jordania o Kuwait, estimó el experto en Defensa Micheal O’Hanlon, de la Brookings Institution. “Esas soluciones alternativas van a costar más dinero y tomarán un poco de tiempo en implementarse”.
“Para el transporte logístico por vía aérea, es más fácil pasar por el norte de Irak vía Turquía, que tener que atravesar el espacio aéreo egipcio y el Mar Rojo, por ejemplo”, aseguró.
Finalmente, agregó, “no es práctico, pero tampoco imposible. El Ejército estadounidense ha tenido problemas peores al perder el acceso a algunas bases”.