Internacionales

Estragos en Centroamérica

* Costa Rica reporta mayor número de víctimas mortales, pero en Nicaragua los damnificados se cuentan por millares

Al menos 19 personas murieron, otras dos se encuentran desaparecidas y más 8,600 fueron evacuadas debido a las fuertes lluvias que han caído desde el pasado jueves en Centroamérica, informaron ayer domingo fuentes de organismos de socorro.
En Costa Rica, las autoridades confirmaron que recuperaron los catorce cuerpos de las víctimas de un alud que sepultó siete casas en la localidad de Atenas, al oeste San José.
Un portavoz de la Cruz Roja explicó a ACAN-EFE que los últimos cuerpos hallados entre el barro y las piedras fueron los de tres mujeres y un hombre, y que con esto concluye la búsqueda de víctimas tras el deslizamiento ocurrido la madrugada del pasado jueves.
Las lluvias que han azotado Costa Rica también han causado inundaciones en toda la costa del Pacífico, donde se reportan unas 800 casas anegadas, unas 290 personas evacuadas y varios kilómetros de carretera destruidos por deslizamientos o hundimientos.
La Comité Nacional de Emergencias (CNE) mantiene una alerta roja (máxima) en toda la costa del Pacífico, pues se prevé que los aguaceros continúen en las próximas horas. En el resto del país se mantiene una alerta amarilla.
Cuatro muertos en Honduras
En Honduras, las torrenciales lluvias que azotaron el sábado el sur del país dejaron al menos cuatro muertos --tres niños y un adulto-- informó la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).
Las cuatro personas murieron ahogadas luego de zozobrar una lancha del Cuerpo de Bomberos que trabajaba en labores de rescate de familias afectadas por las inundaciones en las comunidades de Las Tijeras y El Carrizo, en el departamento de Choluteca, fronterizo con Nicaragua.
Miles de afectados en Nicaragua
En Nicaragua, las lluvias han dejado más de 10,000 afectados en 10 de los 17 departamentos de Nicaragua, informaron fuentes de la Defensa Civil.
El departamento de Chinandega, el más castigado por el temporal, con nueve de sus 13 municipios afectados, amaneció ayer domingo en alerta roja para ejecutar una serie de acciones, destinada, a proteger a la población y evitar pérdidas de vidas humanas.
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, celebró en la noche del sábado una reunión con parte de su gabinete, delegados del Ejército y de la Policía, en Chinandega, para hacer una primera evaluación sobre el impacto de las lluvias.
Ortega dijo que hay daños en viviendas, puentes, caminos y carreteras, pero se abstuvo de ofrecer cifras sobre el desastre, con el argumento de que estos datos se darán próximamente.
El jefe de la Defensa Civil, coronel Mario Perezcassar, informó de que con base en datos preliminares, sólo en el departamento de Chinandega, el número de afectados por el temporal asciende a 3,600, de los cuales 2,119 han sido evacuados y ubicados en albergues temporales.
El gobierno declaró alerta verde para nueve de los 17 departamentos del país por el impacto causado después de tres días consecutivos de lluvias.
Alerta naranja en Guatemala
Las persistentes lluvias que afectan Guatemala desde hace cinco días empezaron a disminuir ayer domingo, pero las autoridades de protección civil mantienen la “alerta naranja” decretada el viernes.
La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) dijo que las lluvias han causado crecimiento de ríos y derrumbes en diferentes puntos del país.
Hasta el momento, la Conred, que no ha reportado víctimas mortales, ha evacuado a unas 1,500 personas a diferentes albergues temporales, en donde permanecerán hasta que las lluvias cesen por completo, y sus viviendas --que han sido anegadas por los ríos crecidos-- sean consideradas habitables de nuevo.
Prevención en El Salvador
Al menos una persona murió y otras 659 han sido evacuadas en El Salvador, debido al temporal que ha afectado al país desde el jueves, y aunque las condiciones del clima han mejorado en algunas zonas, se mantiene la alerta amarilla a nivel nacional.
Una fuente de Protección Civil dijo a ACAN-EFE que, de momento, se mantiene la medida en prevención de cualquier emergencia por las lluvias, que el viernes causaron la muerte de un hombre, a quien arrastró un riachuelo crecido.
En Panamá, dos personas se encuentran desaparecidas y otras 129 resultaron afectadas; además, 32 casas resultaron inundadas debido a las fuertes lluvias que han caído en diferentes regiones del país, informó el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), Roberto Velásquez.