Internacionales

Denuncian actitud hostil del presidente ecuatoriano hacia los medios

Rafael Correa interpuso una demanda penal contra el periódico La Hora y su director por una nota editorial titulada "Vandalismo oficial"

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, mantiene una "actitud hostil" hacia los medios de comunicación y los descalifica ante la opinión pública ecuatoriana, según un informe preliminar presentado hoy en la 63 Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).
El caso de la situación de la prensa en la nación andina fue analizado por la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, que comenzó a examinar el estado de la libertad de prensa en el hemisferio occidental.
"En este período el presidente mantuvo por lo general una actitud hostil hacia la prensa. Las situaciones más problemáticas fueron el juicio al director del diario La Hora y la propuesta ley para prohibir la difusión de ciertos tipos de vídeos", señala el documento.
Correa interpuso una demanda penal contra el periódico y su director, Francisco Vivanco, en mayo pasado, por una nota editorial titulada "Vandalismo oficial", que el diario dice se basó en sobre hechos vandálicos que se registraron en el país y que fueron recogidos por la prensa nacional.
El gobernante ecuatoriano consideró que eran calumnias. En el informe preliminar presentado en la SIP se menciona asimismo que Correa ha tachado a los medios ecuatorianos de "corruptos", "mentirosos", "mediocres", "mafia", "bestias salvajes", "incompetentes", "difamadores" y "pornografía periodística", entro otros epítetos. "Fue también común que los periodistas fueran acusados de racistas, discriminatorios y excluyentes", afirma el documento.
Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua y Ecuador acaparan la atención de la asamblea general de la SIP, que se realiza en Miami (Florida) y concluye el próximo martes.
Otros casos presentados en el informe son incidentes con el director de opinión del diario El Universo, Emilio Palacio, una enmienda a una ley de radio y televisión para prohibir la difusión de vídeos y sonido clandestinos o no autorizados y el llamado de Correa a los ecuatorianos para que demanden a los medios "que violen la verdad".