Internacionales

Zapatero abucheado en el Día de la Hispanidad

A los gritos de “¡Fuera Zapatero!”, “¡Zapatero dimisión!”, “¡Viva España!”, un sector del público abucheó al presidente español

El presidente del gobierno socialista español, José Luis Rodríguez Zapatero, fue abucheado en dos ocasiones por parte de los asistentes al desfile militar del Día de la Hispanidad realizado este viernes en Madrid.
A los gritos de "¡Fuera Zapatero!", "¡Zapatero dimisión!", "¡Viva España!", un sector del público abucheó al jefe del ejecutivo al comienzo de las celebraciones y al final del desfile, en el Paseo de la Castellana, una de las principales arterias de la capital.
El 12 de octubre, fiesta nacional española, conmemora el descubrimiento de América por Cristóbal Colón en 1492. La ceremonia estuvo presidida por el rey Juan Carlos. Los primeros pitidos, algunos de los cuales procedían de la tribuna de invitados, se produjeron durante un homenaje a los soldados españoles caídos. Entre los abucheos se oían también gritos de "¡Viva el Rey!", según la radio pública española.
Críticas de la izquierda
El Rey, figura incuestionada en España debido a su papel en la transición democrática tras el franquismo, es objeto ahora de críticas por parte de la extrema-izquierda separatista catalana y de la extrema-derecha. Zapatero también fue abucheado al final del desfile.
Más de 4 mil 700 militares participaron en el desfile, durante el cual se rindió también un homenaje particular a los cascos azules de la ONU. El jefe del opositor Partido Popular (PP, derecha) Mariano Rajoy, había pedido a sus compatriotas que enarbolaran símbolos de demostración de su orgullo de ser españoles, lo que provocó las críticas de la izquierda.
Desfilaron un total de 28 abanderados representando a los países participantes en la misión de la ONU en el Líbano (FINUL), al igual que un portaestandarte con la bandera de la ONU y otro con la bandera estadounidense, país donde se encuentra la sede de Naciones Unidas.
Orgullo español
El jefe de la oposición conservadora, Mariano Rajoy, había llamado a sus conciudadanos a llevar este viernes banderas y símbolos que probarán su orgullo de ser españoles, lo que provocó las críticas de la izquierda. Numerosos espectadores llevaban banderas españolas algunas de ellas con el águila franquista, oficialmente proscrita en 1981 y reemplazada por el escudo constitucional.
No se señaló ningún incidente a media jornada, mientras algunos observadores temen fricciones entre militantes de derecha y de izquierda, a seis meses de las elecciones generales de marzo de 2008.