Internacionales

Un alemán ganó el Premio Nobel de Química

* Premiación reconoce su trabajo pionero sobre procesos químicos en superficies sólidas, y su aplicación en la industria

El alemán Gerhard Ertl recibió el mejor de los regalos el miércoles, en su 71 cumpleaños: ganar el Premio Nobel de Química por su trabajo pionero sobre los procesos químicos en las superficies sólidas, cada vez más importantes por sus aplicaciones en la industria.
“Esta ciencia es importante para la industria química y puede ayudarnos a comprender diferentes procesos como por qué el hierro se oxida o cómo funcionan los catalizadores de nuestros automóviles”, señaló el Comité Nobel al dar a conocer el premio.
El logro de Ertl ha sido haber construido paso a paso un método que, progresivamente le ha conducido a lograr una visión completa de una reacción química en una superficie.
El científico es el segundo alemán que recibe un Nobel en la edición de 2007, después de que el martes se otorgó el Nobel de Física a Peter Grunberg, junto con el francés Albert Fert.
Ertl es profesor de la institución alemana Fritz-Haber-Institut der Max-Planck-Gesellschaft y fue uno de los primeros científicos en entender el potencial de las reacciones químicas en superficies sólidas, cuando se iniciaron los estudios en este campo, en la década de los años sesenta.
“Ertl logró proporcionar una descripción detallada de cómo ocurren las reacciones químicas en superficies y, en este sentido ha contribuido a la fundación de la química en superficies modernas”, precisó la Real Academia de Ciencias de Suecia, que otorga el galardón.
Para esta institución, “las reacciones químicas sobre superficies catalíticas juegan un papel vital en numerosas operaciones industriales, como la producción de fertilizantes”.
“La química en superficies sólidas también puede explicar el deterioro de la capa de ozono”, a través de reacciones químicas en las superficies de los cristales de hielo en la estratosfera, añadió.
Asimismo, los conocimientos sobre las reacciones químicas en superficies sólidas ayudan además a los científicos a producir combustibles renovables más eficaces y crear nuevos materiales para componentes electrónicos.
“Al principio me quedé mudo cuando recibí la noticia de Estocolmo. Ahora, el orgullo es el sentimiento que me domina”, declaró Ertl a la AFP.
“No puedo decir que me esperaba el premio. Sin embargo, sabía que estaba en la lista de candidatos desde hace años”, dijo.
Ertl, quien ha llevado a cabo la mayor parte de su carrera como investigador en Hannover, Munich y Berlín, se congratuló de que Alemania es un país que favorece la investigación.
El director honorario del Instituto Fritz-Haber, que depende de la empresa alemana científica Max-Planck, recibió la noticia en su despacho, a donde había acudido como cada día pese a celebrar su 71 cumpleaños.
Ertl nació el 10 de octubre de 1936 en Bad Cannstadt (suroeste de Alemania) y ha recibido numerosos premios por sus trabajos de investigación.
Asimismo, es miembro de diferentes academias, entre ellas la Academia estadounidense de Artes y Ciencias.
El martes, el Nobel de Física fue atribuido al francés Fert y al alemán Grunberg por su descubrimiento de una tecnología reciente que permite la miniaturización de los discos duros que ha transformado en menos de 20 años las tecnologías de la información.
El Nobel de Literatura será atribuido el jueves y el más prestigioso de todos, el de la Paz, será anunciado el viernes en Oslo.
Por último, el lunes, la proclamación del premio Nobel de Economía cerrará la edición de 2007.
Los Premios Nobel fueron creados por el industrial sueco Alfred Nobel para que después de su muerte, en 1896, su fortuna fuese redistribuida en forma anual de premios, que se atribuyeron por primera vez en 1901.
Los galardones se entregarán, como es tradición, en una ceremonia oficial, el 10 de diciembre, día del aniversario de la muerte de Alfred Nobel. Los premiados recibirán una medalla de oro, un diploma y un cheque de 10 millones de coronas suecas (1.08 millones de euros).