Internacionales

¿Movimiento por el “No” se resquebraja?

* Partido Acción Ciudadana anuncia que no bloqueará leyes de implementación del tratado

El movimiento del No contra el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, un grupo heterogéneo que aglutinó partidos políticos, sindicatos, organizaciones sociales y docentes, parece haberse resquebrajado.
Uno de los primeros en “abandonar el barco” fue la principal fuerza de la oposición, el Partido de Acción Ciudadana (PAC), que anunció haber cumplido su misión tras el Sí que le dieron los costarricenses al TLC con Estados Unidos en el referéndum del domingo.
Una parte del movimiento se ha negado a reconocer la victoria del Sí, por cerca de 50,000 votos, mientras no se efectúe el recuento manual de los votos.
Para el líder del Movimiento Patriótico contra el No al TLC, el rector del Instituto Tecnológico de Costa Rica, Eugenio Trejos, el referéndum del domingo fue una “batalla dentro del marco de una guerra incruenta contra un modelo de corte neoliberal que hace de la sociedad costarricense más rica, pero menos equitativa, contra el TLC y su Agenda de Complementación”.
Serán precisamente algunos de los proyectos de esta Agenda, como la apertura del monopolio de las telecomunicaciones, donde al menos los sindicatos volverán al campo de batalla.
Por su parte, el PAC dio a conocer que no bloqueará la aprobación de dicha Agenda, consistente en un paquete de leyes necesarias para que entre en vigencia el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, aseguraron este miércoles fuentes de la agrupación y del gobierno.
El anuncio lo hizo en conferencia de prensa el ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias, tras reunirse él y el presidente Oscar Arias con la jefe de la fracción legislativa del PAC, Elizabeth Fonseca, en un ambiente que el ministro definió como “positivo y de respeto”.
Arias adelantó además que el gobierno y la oposición coincidieron en acelerar la aprobación de una serie de proyectos que se hallaban empantanados en el Congreso, debido a la fuerte controversia mantenida en torno al TLC, ratificado el domingo en un referendo.
Por su parte, Fonseca explicó a la AFP que su partido no tratará de impedir que se aprueben las leyes de complementación del TLC, para lo cual el gobierno cuenta con los votos suficientes, pero tampoco las votará favorablemente.
“Lo que vamos a hacer es trabajar en cada uno de los proyectos, vamos a poner las mociones que sean necesarias con el trámite legislativo de rutina, para que sean lo menos lesivos para el país”, aseguró la diputada.
El gobernante Partido Liberación Nacional (PLN) y sus aliados en el Congreso, que impulsaron la ratificación del TLC, cuentan con 38 de las 57 curules, la cifra mínima necesaria para aprobar las leyes que requieren de mayoría calificada, como algunos de los contenidos en la agenda de implementación.
Entre estos trece proyectos se cuentan leyes para la apertura de las telecomunicaciones y los seguros, la aprobación del Convenio Internacional de Protección de Obtenciones Vegetales, reformas a la Ley de Propiedad Intelectual y reformas a la Ley de Protección del Representante de Casas Extranjeras.
El ministro Arias explicó que el gobierno tratará de aprobar estas normativas antes del 29 de febrero de 2008, fecha en que vence el plazo previsto en el TLC para la incorporación de este país al acuerdo comercial.
Fonseca dijo que en una carta entregada al presidente Arias, el PAC propuso al gobierno adoptar una serie de medidas de interés social, como el aumento del presupuesto para la educación de un 6% a un 8% del Producto Interno Bruto y la aprobación de subsidios para los campesinos.
Sin embargo, el ministro Arias aseguró que, aunque el gobierno apoya el aumento del presupuesto para la educación, no existen los recursos económicos necesarios para llevar ese proyecto a la práctica el próximo año, mientras que las otras propuestas deberán ser estudiadas.