Internacionales

Irak sacudido por serie de atentados

* Treinta y tres muertos por ataques y dos mujeres acribilladas en taxi por acercarse a blindados

Al menos 33 personas murieron en una ola de atentados ayer martes en Irak, varios de ellos dirigidos contra responsables locales implicados en la lucha contra Al Qaida, mientras que Bagdad vivió un nuevo incidente sangriento protagonizado por guardias de seguridad extranjeros.
Dos mujeres murieron de una ráfaga de balazos a bordo de un auto que al parecer se acercó excesivamente a una caravana de vehículos blindados 4X4, según responsables iraquíes y testigos.
Los guardias dispararon varias ráfagas contra el auto en el barrio de Karrada, en el centro de Bagdad.
Las dos mujeres que ocupaban los asientos delanteros murieron y una tercera fue herida en el hombro, mientras que dos niños que viajaban en la parte posterior fueron heridos por fragmentos de vidrio, precisaron las fuentes.
Se desconoce la identidad de la compañía de seguridad implicada en el incidente, pero la sede en Bagdad de una empresa australiana, URG, Unity Ressources Group, encargada de la protección de un subcontratista norteamericano, se encuentra cerca del lugar de los hechos. El incidente se produjo casi un mes después de un tiroteo que dejó 17 muertos durante el paso de un convoy de la compañía norteamericana Blackwater y que provocó el enojo del primer ministro Nuri al Maliki.
En la provincia de Salahedin, escenario de una ofensiva de Al Qaida contra grupos locales aliados de Estados Unidos, dos atentados suicidas contra un responsable de la policía y un líder tribal falló en su objetivo, pero dejó 19 muertos.
Los kamikazes hicieron estallar simultáneamente, hacia las 06H00 (03H00 GMT), sus vehículos cargados con líquido inflamable en Baiji, 200 km al norte de Bagdad, contra las residencias del coronel Saad al Nufus y de Thamer Ibrahim Atala, uno de los jefes del “Despertar de Salahedin”, grupo de combatientes tribales movilizados por los norteamericanos contra los extremistas sunitas.