Internacionales

“Rechazo a TLC sería un abismo y aislará a Costa Rica del mundo”

El presidente de Costa Rica asegura que varias empresas productoras de piña, cítricos y melones le han dicho que se trasladarán a Nicaragua si el tratado no se ratifica

El presidente de Costa Rica, Óscar Arias, advirtió hoy que su país caerá en un "abismo" y se aislará del mundo si el Tratado de Libre Comercio (TLC) con EEUU es rechazado en el referendo del próximo domingo.
Ante un rechazo del tratado "no tengo 'plan B'. Significa el abismo, ser el primer país del mundo que le dice que 'no' a un tratado que ya negoció, lo que nos va a poner en desventaja con los demás que ya lo ratificaron", afirmó Arias en una conferencia de prensa.
El mandatario aseguró que un "No" al TLC hará que Costa Rica pase de ser "la Suiza centroamericana, una sociedad abierta democrática e integrada con el mundo" a "la Albania centroamericana, aislándonos por nuestra propia voluntad".
"Esa es la verdad, está en juego la Costa Rica que todos los costarricenses soñamos construir para nuestros hijos", expresó.
Las declaraciones de Arias surgieron luego de una reunión que sostuvo hoy con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, quien encabeza una delegación de 80 observadores de ese organismo para la consulta popular.
Arias, cuyo gobierno tiene al TLC como un proyecto prioritario para que el país salga del subdesarrollo en el mediano plazo, afirmó que varias empresas productoras de piña, cítricos y melones le han dicho que se trasladarán a Nicaragua si el tratado no se ratifica.
Además, alertó que decirle "no" al tratado "dificulta que Costa Rica pueda seguir ampliando sus mercados, por ejemplo con la Unión Europea (UE)", región con la que Centroamérica comenzará a negociar este mes un acuerdo de asociación que incluye una parte comercial.
Adelantó que la UE pedirá "exactamente lo mismo que Estados Unidos o quizás más" en alusión a la apertura de los monopolios estatales de telecomunicaciones y seguros, uno de los aspectos más criticados por los opositores al TLC.
El presidente costarricense reiteró que el tratado brindará seguridad jurídica para los inversionistas y asegurará el ingreso de los productos costarricenses libres de impuestos a Estados Unidos, su principal socio comercial.
El próximo domingo poco más de 2,6 millones de costarricenses acudirán a las urnas para decidir si se ratifica o no el TLC, firmado en 2004 por Centroamérica, República Dominicana y EEUU, y que sólo en Costa Rica no está en vigencia.
El tratado, que estuvo casi dos años bloqueado por la oposición en el Congreso, es apoyado por el gobierno, el sector empresarial y la mayoría de partidos políticos, pero se oponen sectores sociales, sindicales y el Partido Acción Ciudadana (PAC), principal fuerza opositora.