Internacionales

Posponen reunión para canje humanitario en Caracas

* Legisladora colombiana dice que propondrá a Chávez reunión preparatoria con Álvaro Uribe

WASHINGTON / AFP

La reunión preparatoria para un canje humanitario de guerrilleros presos por rehenes en manos de las FARC en Colombia, prevista para el 8 de octubre en Caracas, fue pospuesta, anunció este miércoles en Washington la facilitadora Piedad Córdoba, que busca clarificar las condiciones de las partes para un intercambio.
“Requiero elementos mucho más sólidos para llegar a una reunión preparatoria”, afirmó la legisladora designada facilitadora del canje por el presidente Álvaro Uribe, dando a entender que necesita clarificar con las partes las condiciones que cada una tiene para las tratativas, en las que participa como mediador el presidente venezolano Hugo Chávez.
“Cada vez son más elementos que no tengo claros para llegar allá”, expresó Córdoba en rueda de prensa en la Embajada venezolana en Washington.
La legisladora aclaró que posponer el encuentro, en el que participaría junto a Chávez y representantes de las FARC, fue una decisión que tomó ella, y precisó que la reunión se llevará a cabo más adelante, en una fecha todavía por definir.
“No puedo ir a sentarme a una reunión a hablar paja (en vano)”, enfatizó. Córdoba informó que va a proponerle a Chávez que antes de una reunión preparatoria, haya un encuentro con ella y Uribe para “tratar elementos que son importantes”.
La senadora ejemplificó que tanto ella como el presidente venezolano deberían tener claro si dos guerrilleros extraditados y presos en Estados Unidos, Ricardo Palmera (alias ‘Simón Trinidad’) y Anayibe Rojas (‘alias Sonia’), forman parte del canje.
“Es bueno que el presidente Chávez y yo lo tengamos claro”, dijo la legisladora.
Uribe fue enfático en afirmar la semana pasada, en una visita a Nueva Cork, que no quiere que ‘Sonia’ y ‘Trinidad’ sean regresados a Colombia hasta que cumplan sus condenas, y este miércoles reiteró esa postura en Bogotá durante una visita del secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates.
Córdoba sostuvo que las mayores dificultades de las negociaciones para un canje “tienen que ver con los inamovibles de lado y lado”, y se declaró dispuesta a seguir trabajando para superar esas barreras.
Entre las condiciones exigidas por las FARC, figura también una zona de despeje desmilitarizada, que el gobierno colombiano ya ha anticipado que no está dispuesto a conceder, debido a fracasos anteriores con mecanismos similares con esa guerrilla.
Córdoba dijo que luego de su periplo estadounidense, durante el cual se reunirá el viernes con la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, tras varios encuentros con legisladores, planea reunirse el viernes con el presidente venezolano y si le fuera posible ese mismo día con Uribe.
Antes de partir, la senadora opositora tiene previsto reunirse el jueves con ‘Sonia’ en el presidio de Texas (sur de Estados Unidos) donde está detenida.
Córdoba también se refirió a la posibilidad de que legisladores estadounidenses constituyan una comisión para participar de las reuniones para el intercambio en el que se incluyen tres norteamericanos rehenes de las FARC.
Esa comisión tiene el visto bueno del gobierno colombiano, y, según señaló Uribe la semana pasada, “no hay obstáculos” de parte del Departamento de Estado a que se conforme.
Córdoba aclaró que todavía no hay fechas establecidas para el viaje de una eventual comisión de legisladores norteamericanos, que no se producirá de inmediato. “No lo consideramos necesario en este momento”, explicó.
Por otra parte, los congresistas estadounidenses “van a hacer todo lo posible para que el presidente de Colombia extienda en su momento los salvoconductos que son necesarios (a los representantes de las FARC) para que cesen los bombardeos (contra la guerrilla) en el momento en que se vaya a dar la reunión” preparatoria, añadió.
La legisladora anunció, asimismo, que recibió el martes una carta de las FARC “muy alentadora, muy positiva”, y se dicen “satisfechos en gran medida” por las gestiones que ella y el presidente Chávez realizan, pero también “expectantes frente a lo que el gobierno quiera hacer”.