Internacionales

Buenos resultados en cumbre de las dos Coreas

* Corea del Norte acepta una agenda para su desnuclearización

SEÚL / AFP

Corea del Norte y Corea del Sur obtuvieron “buenos resultados” ayer miércoles en su primera cumbre en siete años, marcada por el anuncio chino de que el régimen de Pyongyang aceptó una agenda para su desnuclearización.
Como “honesto y franco” calificó el presidente surcoreano, Roh Moo-Hyun, el tono de sus conversaciones con su anfitrión, el norcoreano Kim Jong Il.
“Creemos que las conversaciones fueron suficientes y honestas, y que han desembocado en buenos resultados”, dijo desde Pyongyang a la prensa el portavoz del presidente surcoreano, Cheon Ho Seon.
Esos “buenos resultados” no serán, sin embargo, divulgados hasta el cierre de la visita hoy jueves, aclaró el portavoz.
El espíritu del encuentro ilustró “la nueva fase” entre ambos países “para obtener la paz en la península, la prosperidad común y la reunificación”, señaló por su parte la agencia oficial de noticias norcoreana.
Kim Jong Il propuso a su visitante prolongar su visita un día, pero este último rechazó el ofrecimiento, según periodistas en Pyongyang.
“Las conversaciones se desarrollaron (...) en una muy buena atmósfera y se llegó a un acuerdo antes de lo previsto”, aseguró Cheon.
Las imágenes televisivas mostraron a un presidente surcoreano sorprendido por la invitación de su anfitrión.
Roh explicó que tenía que discutir cualquier extensión de la visita con su equipo de seguridad y de protocolo.
“¿No puede tomar una decisión, señor presidente?”, le replicó con tono irónico Kim, dueño absoluto de un régimen sin apenas contacto con el exterior en las últimas cinco décadas.
Luego el propio Kim declaró que no veía ninguna necesidad de “extender” las conversaciones, dado la buena atmósfera reinante, según explicó el portavoz Cheon.

Ratifican agenda de desnuclearización
Paralelamente a la cumbre, la segunda en la historia de ambos países, el gobierno chino reveló en Pekín que el régimen norcoreano había aceptado una agenda precisa para su desnuclearización, que implica desmantelar su principal instalación, la central de Yongbyon, antes del 31 de diciembre.
Corea del Norte ensayó con éxito una bomba atómica hace casi un año.
Las tres instalaciones de Yongbyon, que incluyen un reactor experimental de cinco megavatios, “serán desmanteladas de aquí al 31 de diciembre de 2007”, indicó el comunicado común publicado por China, tras una nueva ronda de negociaciones a seis bandas.
Corea del Norte se comprometió, igualmente, a divulgar la “lista completa” de sus instalaciones nucleares antes de fin de año.
Estas medidas suponen “un gran paso” para la desnuclearización de la península, expresó el portavoz para la Seguridad Nacional estadounidense, Gordon Johndroe, en un comunicado, mientras que el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, se dijo “entusiasmado” por la noticia.
Roh regaló a Kim, cuya pasión por el cine es muy conocida, una colección de 150 DVD entre los que destaca “Joint Security Area”, una película surcoreana de gran éxito que trata sobre una crisis diplomática entre los dos países.
Por la noche, el jefe de Estado surcoreano asistió al festival de Arirang, un peculiar espectáculo norcoreano en la que 100,000 personas bailan al unísono.
Esto provocó críticas en Corea del Sur, ya que la coreografía celebra la gloria del régimen comunista y de su fundador, Kim Il Sung, que ordenó la invasión del Sur en 1950.
A pesar de la “buena atmósfera” del encuentro, ambos países siguen sin firmar un tratado de paz, improbable dado que necesitaría la aprobación de Estados Unidos, también firmante del armisticio que puso fin al conflicto en 1953.
El martes, Roh había cruzado simbólicamente a pie la línea de demarcación que separa a las dos Coreas, última frontera de la Guerra Fría, ilustrando su voluntad de reconciliación con sus “hermanos” del norte.
También, simbólicamente, Kim Jong Il recibió a su invitado en persona, en una aparente ruptura del protocolo.