Internacionales

Putin, en el centro del poder ruso por muchos años más

Nadie puede rivalizar con Vladimir Putin en términos de autoridad, influencia y poderes, el poder se encuentra donde está él

Al anunciar que encabezará la lista de su partido en las legislativas de diciembre y que podría convertirse en primer ministro, Vladimir Putin mostró claramente que permanecerá en el centro del poder en Rusia después de 2008, estimaron el martes los analistas en Moscú.
Según esos expertos el primer objetivo de la estrategia del presidente es mantener la repartición de las riquezas de Rusia tal como él la ha efectuado, en beneficio sólo de unos pocos.
"Es un paso muy significativo que hace más claro el escenario que Putin tiene en mente para permanecer en el poder en 2008", aseguró Maria Lipman, del Centro Carnegie de Moscú.
"Todas las declaraciones sibilinas que efectuó, ahora son más claras", declaró al recordar las alusiones del presidente ruso a cambios en la configuración del poder o a su deseo de mantener su influencia una vez fuera del Kremlin.
Político más importante de Rusia
Putin no puede presentase en marzo de 2008 a un tercer mandato consecutivo, según la Constitución. Sin embargo nada le impide volver a ser presidente si el nuevo jefe del Estado abandona prematuramente su cargo o gana las presidenciales siguientes, o sea, las de 2012.
Otra hipótesis posible es la de Vladimir Putin como presidente de un Parlamento con mayoría aplastante de su partido, Rusia Unida, que de esta forma se parecería cada vez más al antiguo Partido Comunista soviético.
Por el momento, lo único seguro es que "Putin seguirá siendo el político más importante de Rusia, en el centro del poder durante al menos los próximos años", según Christopher Weafer, analista político del banco UralSib.
Pero si realmente se convierte en primer ministro, Lipman subrayó no tener "duda alguna" de que se reforzará el papel del jefe del gobierno en detrimento del que tiene el presidente.
"Nadie puede rivalizar con él en Rusia en términos de autoridad, influencia y poderes", explicó, al considerar "inútil" una revisión constitucional. "El poder se encuentra donde está Putin. En la Rusia actual no hay prácticamente instituciones; están tan debilitadas que no juegan ningún papel", resumió.
Para Lipman, si es necesario un cambio formal, se hará enmendando la Constitución "cuando le parezca bien" a Putin. Mientras tanto la analista recalcó claramente que el presidente "seguirá determinando la política extranjera y cualquier otra política como ha hecho hasta ahora".
Continuidad
Para los analistas de bancos e inversionistas, Putin representa una "continuidad" que dio "estabilidad interior y permitió una apreciación rápida del mercado bursátil".
Sin embargo "la cuestión clave es garantizar la estabilidad política y económica a las élites del poder actual, impedir toda redistribución de la riqueza y mantener el 'status quo' por todos los medios", consideró Evgueni Volk, analista del Heritage Foundation.
"La principal misión de Putin es conservar el reparto de los colosales recursos de Rusia que hizo durante su presidencia", finalizó Lipman en referencia a la redistribución del control de los recursos naturales efectuada tras las distribuciones y privatizaciones anárquicas después de la caída de la URSS a principios de los años noventa.