Internacionales

Mueren dos soldados de EU en ataque en Irak

* Diez civiles perecieron por fuego de helicóptero norteamericano * Dieciséis policía iraquíes muertos por estallido de coche bomba

Dos soldados estadounidenses y cuatro policías iraquíes murieron este sábado en enfrentamientos entre tropas de Estados Unidos y efectivos policiales locales con insurgentes, registrados tanto en Bagdad como en la provincia de Diyala, al noreste de la capital iraquí, informaron fuentes del mando norteamericano.
Al mismo tiempo murieron diez civiles durante el ataque de helicópteros realizado por fuerzas norteamericanas a un edificio en Bagdad, donde habría estado un importante jefe de la red Al Qaida, Abu Usama al Tunisi.
El primero de los militares norteamericanos, perteneciente a una brigada de las fuerzas de la coalición multinacional, encabezada por EU, perdió la vida al ser alcanzado por disparos insurgentes durante una operación de seguridad desarrollada en el sur de Bagdad, destaca la fuente.
Mientras que el segundo soldado estadounidense falleció por disparos de armas ligeras en Diyala, al sur de la capital, cerca de la frontera con Irán. El uniformado, que era miembro de la fuerza combinada el Relámpago del ejército estadounidense, falleció en enfrentamientos librados en Diyala, próxima a la frontera iraní, indica una segunda nota.
Un recuento realizado a partir de la información oficial del mando de Estados Unidos, destaca que la bajas mortales del Ejército norteamericano ascienden ya a más de 3,800 soldados de ese país muertos en Irak desde que la fuerza anglo-norteamericana invadiera y ocupara esa nación del Medio Oriente, en marzo de 2003, tras derrocar al régimen de Sadam Hussein.
Entre tanto, 16 policías murieron producto del estallido de un coche bomba al paso de una patrulla policial, en la ciudad de Mosul, a 400 kilómetros al norte de Bagdad, según informaron fuentes de seguridad iraquíes.
El atentado se produjo en la localidad de Al Hamdaniya, ubicada a unos 35 kilómetros al este de Mosul, capital de la provincia de Ninive, según las fuentes. De acuerdo al relato, los heridos fueron trasladados a hospitales de Erbil, capital de la región autónoma del Kurdistán iraquí.
Las fuentes, que recordaron que este atentado es el primero que se perpetra en Al Hamdaniya desde la invasión anglo-estadounidense a Irak, en marzo de 2003, señalaron que localidad esta situada en una región habitada mayoritariamente por cristianos.
Hallan arsenal
Fuentes del ejército iraquí de Mosul informaron que sus tropas hallaron un arsenal con 140 proyectiles de morteros, 50 bombas de fabricación caseras, 24 fusiles Kalashnikov, y gran cantidad de munición y material explosivo en la ciudad de Tel Afar, a 70 kilómetros al noroeste de Mosul. La provincia de Ninive es uno de los principales feudos de la resistencia iraquí y del brazo iraquí de la red de Al Qaeda.
Entre tanto, el ejército de Estados Unidos se vio obligado a dar explicaciones el sábado sobre las nuevas víctimas civiles que causó su "guerra contra el terrorismo" en Irak, luego de haber anunciado un éxito con la muerte de un importante jefe de la red Al Qaida.
Abu Usama al Tunisi, de nacionalidad tunecina y radicado en Irak desde 2004, tenía a su cargo el cinturón sur de la capital antes de convertirse en jefe de los combatientes extranjeros de Al Qaida en Irak, según los informes militares. Tras el ataque aéreo del viernes que causó la muerte de una decena de personas en Bagdad, el portavoz de las tropas estadounidenses, el comandante Brad Leighton, dijo a la AFP que "lamenta que civiles resulten heridos o mueran cuando las fuerzas de la coalición luchan para liberar a Irak del terrorismo".
Según fuentes sanitarias y de seguridad iraquí, los disparos de los helicópteros sobre un edificio de una zona mayoritariamente sunita del barrio bagdadí de Al Saha causaron la muerte de unas diez personas, entre las cuales había mujeres y niños.
El portavoz militar precisó que su blanco eran "unos hombres que acababan de tirar obuses". "Elementos de vigilancia vieron al grupo disparar" en esa zona, añadió. El comandante Leighton no pudo ofrecer un balance preciso de ese ataque. Dijo que quizá murieron "dos o tres" personas.
El jueves, el mando militar anunció la apertura de una investigación sobre otro "error", tras la muerte de nueve civiles, cinco mujeres y cuatro niños, dos días antes en una operación estadounidense en una localidad al sur de Bagdad. Tras cada incidente de este tipo, innumerables desde la invasión de Irak en marzo de 2003, el ejército americano abre una investigación, pero los resultados rara vez se hacen públicos.