Internacionales

Alto dirigente de Al Qaeda muerto en Irak

* Socio cercano y probable sucesor del líder egipcio Abu Ayyub al Masri

Un alto dirigente de Al Qaeda en Irak murió esta semana en un ataque aéreo de Estados Unidos, dijo este viernes un jefe militar estadounidense, que calificó el hecho como una muerte clave entre los combatientes extranjeros.
El brigadier general Joseph Anderson identificó al hombre como Abu Usama al Tunisi, a quien describió como un socio cercano y probable sucesor de Aby Yub al Masri, el líder egipcio de Al Qaeda en Irak. Anderson dijo que Tunisi murió el 25 de septiembre durante una incursión aérea.
“Abu Usama al Tunisi era uno de los más altos responsables de Al Qaeda en Irak”, comentó, agregando que estaba encargado de supervisar el movimiento de los combatientes extranjeros en el país, y de vincularlos con las células que organizan atentados suicidas y con coche-bomba en la región de Bagdad.
Su célula también fue responsable de la captura de soldados estadounidenses en 2006, afirmó.
El Ejército estadounidense realizó la incursión tras haber recibido información de una reunión de miembros de la organización en el suroeste de Bagdad. “Un F-16 de la Fuerza Aérea atacó el objetivo”, indicó el general Anderson.
La sección del Pentágono encargada de las operaciones militares desde el este de África a Asia Central, indicó que aviones Fighting Falcon F-16CJ de la Fuerza Aérea estadounidense “descargaron municiones de precisión”.
“Según nuestras informaciones, varios miembros de Al Qaeda en contacto con dirigentes del grupo estaban presentes. Tres fueron ultimados, entre ellos Al Tunisi”, afirmó.
“Su presencia en la reunión fue confirmada por uno de los dos hombres hechos prisioneros, que se escapó justo antes del ataque y fue capturado unos minutos más tarde”, explicó.
Un video aéreo del bombardeo mostrado a periodistas en el Pentágono muestra que el “objetivo” fue un conjunto de edificios en lo que parece ser una zona rural.
Al Tunisi “era el emir de los terroristas extranjeros en Irak” y “parte del círculo central de liderazgo de Al Qaeda en Irak que tenía contacto directo con Abu Ayyub al Masri”, afirmó Anderson.
Al Tunisi y los otros dos supuestos miembros de Al Qaeda murieron cuando los aviones dejaron caer dos bombas de precisión guiadas por rayos láser, de 225 kilogramos cada una, que “destruyeron el reducto terrorista donde los individuos estaban reunidos”.
“El poderío aéreo es crucial para lograr las condiciones de estabilidad en Irak”, dijo el teniente general Gary L. North, comandante del Componente de las Fuerzas Aéreas Combinadas en el Mando Central.
La Fuerza Aérea de EU, que había tenido un papel preponderante en la invasión de Irak, ha intensificado sus operaciones en ese país desde que el presidente George W. Bush ordenó, en enero pasado, un aumento de la presencia militar con el agregado de cinco brigadas.
Aunque la mayor parte de los combates involucra a la infantería, enfrentada con combatientes urbanos, la Fuerza Aérea ha aumentado el número de aviones y la descarga de bombas contra supuestos reductos de los insurgentes.