Internacionales

Presidente iraní visita a Morales y a Chávez

* Realiza visita relámpago al presidente Hugo Chávez, su principal aliado en el continente

LA PAZ-CARACAS /AFP
El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, presagió ayer jueves en La Paz que su país y Bolivia “saldrán victoriosos” en la defensa de sus objetivos e ideas, poco antes de partir hacia Caracas, su segunda escala latinoamericana tras participar en la Asamblea General de la ONU en Nueva York.
“En voz alta anuncio que el pueblo boliviano y el pueblo de Irán, en el camino de sus altas ideas, saldrán victoriosamente”, afirmó el mandatario, tras firmar con su homólogo de Bolivia, Evo Morales, acuerdos de integración comercial y económica.
Irán es cuestionada por países de la comunidad internacional que le acusan de promover una carrera armamentista nuclear y de cobijar a grupos terroristas, mientras que Bolivia recibió fuertes críticas internas por los lazos diplomáticos con Teherán.
“En el camino de la divinidad ningún obstáculo puede detenernos, y los que mal quieren para los pueblos no sacarán resultado alguno, y el futuro iluminante será del pueblo noble de Bolivia e Irán”, afirmó el mandatario, durante un acto efectuado en el presidencial Palacio Quemado en La Paz.
Ahmadineyad y Morales alabaron el nacimiento de las relaciones diplomáticas a comienzos de este mes y comprometieron acciones conjuntas para favorecer la unidad bilateral y abogar por la paz mundial.
Del mismo modo, Morales consideró que “este encuentro abre caminos hacia Medio Oriente”.
Morales reivindicó el criticado acuerdo con Irán, fuertemente vapuleado por la oposición de derecha, y concluyó que “la política internacional de Bolivia está orientada a buscar la paz con igualdad y justicia social, mediante el diálogo y el entendimiento”.
El presidente iraní realizó una visita relámpago a Bolivia de cinco horas este jueves y partió rumbo a Venezuela.
Visita relámpago a Chávez
Ahmadineyad, centro de una controversia internacional por su programa nuclear, realizaría ayer por la noche una visita relámpago a su colega venezolano, Hugo Chávez, principal aliado en el continente, para lanzar proyectos energéticos conjuntos.
Ahmadineyad, quien era esperado en Caracas procedente de La Paz ayer por la noche, sostendría una reunión con Chávez en el palacio presidencial de Miraflores, indicó el Ministerio de Información y Comunicación.
Ésta es la tercera visita de Ahmadineyad a Venezuela, desde que asumió la presidencia en 2005. El mandatario iraní permanecería en Caracas unas tres horas antes de regresar a su país.
Irán y Venezuela, socios en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), han suscrito convenios por cerca de 8,000 millones de dólares en distintos sectores económicos, principalmente en materia de energía y petróleo desde que Ahmadineyad llegó al poder.

La visita a Bolivia del presidente de Irán provocó reacciones de sectores políticos y civiles a favor y en contra sobre los acuerdos La Paz-Teherán, patentizando la división ideológica que predomina estos días en este país andino-amazónico.
La disputa ideológica entre la derecha opositora y la izquierda que lidera el presidente Evo Morales --que sin embargo no tuvo un correlato este jueves en las calles y entre la población-- estuvo centrada antes de la llegada del gobernante iraní en el controversial tema de las armas nucleares.
Los temores de la oposición boliviana parecieron hacerse realidad cuando una declaración conjunta de los mandatarios reivindicó “el derecho de los países al desarrollo de la energía nuclear con fines pacíficos”.