Internacionales

Sonda espacial Dawn inicia viaje hasta los asteroides

La sonda tiene como objetivo principal un estudio de los asteroides Vesta y Ceres, dos de los cuerpos mayores del cinturón de asteroides que rodea al Sistema Solar

La sonda espacial Dawn inició hoy su travesía de cuatro años hasta los asteroides Vesta y Ceres en los lindes del Sistema Solar, con un lanzamiento desde la Estación de la Fuerza Aérea en Cabo Cañaveral, Florida.
El cohete Delta II encendió sus motores a la hora 11:34 hora GMT y llevó la sonda a una órbita a 185 kilómetros de la Tierra. Después de la separación de los cohetes propulsores, la sonda comenzó una secuencia de activación para estabilizarse, poner en funcionamiento los sistemas de vuelo y desplegar sus dos paneles solares.
Sólo a partir de ese momento la nave recibe energía para sus transmisores y para ponerse en contacto con la Tierra. La agencia espacial estadounidense NASA espera recibir la primera señal entre una hora y media y tres horas después del lanzamiento.
La partida de Dawn había sido fijada para ayer, miércoles, pero debió aplazarse un día debido a problemas para cargar el combustible en el cohete Delta. La sonda tiene como objetivo principal un estudio de los asteroides Vesta y Ceres, dos de los cuerpos mayores del cinturón de asteroides que rodea al Sistema Solar.
En esa región se encuentran unos cien mil asteroides, que son los escombros que quedaron tras la formación del sistema hace 4 mil 600 millones de años, según la NASA.
Contrastes extraterrestres
"La visita a Vesta y Ceres nos permite realizar un estudio de contrastes extraterrestres", señaló Christopher Russell, científico de la Universidad de California y uno de los principales encargados de la investigación de Dawn.
Russell explicó que Vesta es un cuerpo rocoso como los que constituyeron elementos clave en la formación de los planetas del sistema solar interno y que Ceres es posiblemente un bloque de hielo que representa los planetas exteriores.
Sin embargo, "estos dos cuerpos residen en lo que es esencialmente el mismo vecindario y este es uno de los misterios que Dawn tratará de resolver", añadió. Pero más que eso, la sonda buscará descifrar las incógnitas de la formación de los planetas, según David Lindstrom, científico del programa Dawn en las oficinas de la NASA en Washington.
"Los datos científicos que transmita la sonda desde Vesta y Ceres podrían revelar muchos de los misterios sobre la formación de planetas rocosos, como la Tierra", manifestó. Pero antes de que se reciban las claves de esos misterios, los científicos del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) tendrán que guiar la nave en un largo viaje. La sonda tardará cuatro años en llegar a su destino hasta que entre en la órbita de Vesta en el 2011 y en la de Ceres en el 2015.