Internacionales

Presencia de presidente iraní en EEUU aviva críticas

En los alrededores de la sede central de la ONU se encuentran manifestaciones judías que no le perdonan a Ahmadineyad que afirme que Israel debería ser borrado del mapa

La presencia del presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, en Nueva York para asistir a la Asamblea General de la ONU motivó hoy manifestaciones de protesta y críticas de la prensa sensacionalista, además de reavivar un debate sobre los límites de la libertad de expresión.
En los alrededores de la sede central de la ONU están congregados desde el domingo algunos manifestantes en protesta por la participación de Ahmadineyad en la 62 Asamblea General de la ONU, donde está previsto que intervenga mañana, martes.
Para este lunes hay previstas varias manifestaciones, con eslóganes como "ni un terrorista más en la ciudad" o "fuera el terrorista número 1". Parte de esas manifestaciones han sido convocadas por asociaciones judías, que no le perdonan que afirme que "Israel debería ser borrado del mapa" y que el Holocausto no existió.
Ahmadineyad invitado a foro de líderes
También ha sido motivo de protesta su participación, prevista para hoy, en un foro de líderes mundiales organizado por la Universidad de Columbia, que el año pasado ya pretendió invitarlo y finalmente retiró su propuesta por razones de seguridad y logísticas.

En esta ocasión, la zona ha sido blindada con un dispositivo de seguridad desplegado desde el domingo y el propio presidente de la Universidad, Lee Bollinger, se ha comprometido personalmente a que el mandatario sea preguntado por asuntos como los derechos humanos, el Holocausto, que Ahmadineyad ha calificado de "mito", y por el programa nuclear de su país.
Bollinger defendió que la participación del presidente de Irán es una "cuestión de libertad académica y de expresión". En declaraciones a la cadena de televisión ABC añadió que "es extremadamente importante" saber quiénes son los líderes de los países "adversarios". "Observarlos para ver cómo piensan, para ver cómo razonan o no razonan. Para ver si son fanáticos o maliciosos", agregó.
El diablo ha aterrizado
Sin embargo, la acogida más hostil ha llegado de la mano de la prensa sensacionalista. The New York Daily News titula a toda página "El diablo ha aterrizado" y lo considera el "Hitler" iraní, y The New York Post se refiere a él como "el loco presidente iraní" y el "invitado del deshonor".

Estados Unidos e Irán, que no tienen relaciones diplomáticas desde 1979, se han distanciado aún más desde que la Casa Blanca acusó al gobierno iraní de tratar de desarrollar en secreto armamento nuclear y de ayudar a las milicias chiíes en Irak, algo que las autoridades del país asiático niegan.
Ahmadineyad niega plan nuclear
En una entrevista difundida el domingo por la cadena de televisión CBS, Ahmadineyad afirma al respecto que su país "no necesita" una bomba nuclear y que es "un error" pensar en la posibilidad de que Irán y EEUU se estén encaminando hacia una guerra.
El mandatario pretendía visitar la "zona cero", el lugar donde se levantaban las Torres Gemelas derribadas en los atentados del 11 de septiembre de 2001, pero su petición fue rechazada por las autoridades locales por cuestiones de seguridad.
La secretaria de Estado de EE.UU., Condoleezza Rice, apuntó hoy en declaraciones a la cadena de televisión CNBC que una visita de Ahmadineyad a la "zona cero" habría sido una "farsa", ya que se trata del presidente de un país que "es probablemente el mayor patrocinador del terrorismo".