Internacionales

Irán exhibe su poderío militar


TEHERÁN / EFE

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, dijo ayer sábado que su país responderá a cualquier ataque, durante un desfile en el que Irán exhibió su poderío militar y presentó un nuevo misil de fabricación propia capaz de alcanzar Israel.
Según la agencia semioficial Fars, Ahmadineyad advirtió, en un discurso pronunciado en la inauguración de la “Semana de Defensa” iraní, de que en caso de una agresión militar, Irán responderá y “hará que el agresor lamente su acción”.
Aún así, el presidente recordó que el pueblo iraní nunca ha iniciado ninguna guerra y que siempre ha abogado por la paz y la hermandad entre los países.
En el acto, celebrado ante la tumba del fundador de la República Islámica de Irán, el ayatolá Ruhola Jomeini, las Fuerzas Armadas desfilaron mostrando lo último en equipamiento militar de fabricación nacional.
Sin duda, la gran estrella de la jornada fue el nuevo misil, “Al Qadr” (el destino), que puede alcanzar los 1,800 kilómetros gracias a un potente motor de propulsión que emplea gasolina sólida, y que le permite llegar hasta países tan lejanos como Israel, indicó Fars.
Hasta ahora, el misil más sofisticado desarrollado por Irán era el Shihab-3, con un alcance de 1,300 kilómetros.
El desfile supuso la puesta de largo del nuevo misil, anunciado en el año 2005 por el Ministerio de Defensa iraní.
También se exhibieron en la parada militar los dos aviones de combate probados el jueves pasado y conocidos con el nombre de “Saqeh (rayos), que son la versión iraní de los cazabombarderos estadounidenses F-5 y F-18, informó Fars.
Entusiasmado por esta puesta en escena, el mandatario iraní destacó que Irán posee la tecnología militar más avanzada e hizo una advertencia:
“Aquellos que creen que a través de medios sucios, como la guerra psicológica y las sanciones económicas, pueden evitar el progreso de la nación iraní están equivocados”, apuntó el mandatario iraní.
En ese sentido, señaló que “ninguna sanción podrá disuadir a Irán de seguir con su programa nuclear”.
Ahmadineyad también pidió la salida de las tropas extranjeras de la región como única solución para los problemas de Irak, informó por su parte la agencia oficial IRNA.
Para el presidente, “los pueblos de la región no necesitan de la presencia de los extranjeros para dirigir a sus países”, ya que esa injerencia “es el origen de todas las inseguridades, enfrentamientos y amenazas” en la zona.
Según el mandatario, los estados de la región son perfectamente capaces de hacerse cargo de la seguridad en Oriente Medio.
Además, dio un consejo a las tropas de EU presentes en Irak: “Acusar a los demás no resolverá ningún problema, cuya única solución es tomar la valiente decisión de admitir la derrota y salir de la región”.
Ahmadineyad asistió al desfile antes de partir hacia Nueva York para encabezar la delegación iraní que asistirá a las 62 Asamblea General de las Naciones Unidas.
Durante la parada militar, que transcurrió en un día soleado, los diferentes cuerpos del Ejército y los Guardianes de la Revolución Islámica desfilaron ante la tribuna donde estaba el presidente junto a varios altos mandos militares iraníes.
En la marcha, emitida en directo por la televisión iraní, las Fuerzas Armadas mostraron, además, varios tipos de misiles, bombas, tanques y aviones, entre otros.
La Semana de Defensa se celebra anualmente para conmemorar el inicio de la guerra de Irán-Irak (1980-1988).