Internacionales

Fujimori recluido en cuartel policial


LIMA/ CABLES COMBINADOS

El ex presidente Alberto Fujimori fue trasladado ayer sábado en un helicóptero policial a la sede de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía (Diroes), donde temporalmente quedará recluido tras llegar a Perú extraditado desde Chile.
El ex gobernante lucía las manos libres y no estaba esposado, según se apreció en imágenes de la televisión local al momento de subir a una camioneta que lo condujo a la habitación donde estará recluido.
El ex presidente, enfundado en una gabardina negra, descendió del helicóptero de la Policía peruana que lo trasladó desde la base aérea de Las Palmas, en el distrito de Surco, y se subió a un vehículo blindado de color oscuro.
Fue en ese lugar donde se pudo ver por primera vez al ex mandatario desde que partió, hace más de nueve horas, de Santiago de Chile, donde el viernes la Corte Suprema dictaminó su extradición por dos delitos de lesa humanidad y cinco de corrupción.
El avión en el que Fujimori fue trasladado desde Santiago, un Antonov 227 de fabricación ucraniana, aterrizó en Las Palmas a las 16:38 hora local (21:38 GMT).
Pero allí no se le pudo ver, ya que fue camuflado entre los vehículos que se aparcaron en la pista para impedir que fuera captado por las cámaras durante su trasbordo al helicóptero, que lo llevó a la Diroes.
El imprevisto cambio de lugar de aterrizaje llenó de indignación a sus seguidores, que por miles se congregaron en el aeropuerto de la Policía Aérea, en El Callao, para recibir a su líder.
También supuso una decepción para las decenas de reporteros peruanos e internacionales que esperaban tomar las primeras instantáneas del arribo del ex mandatario a Lima en ese lugar.
En la Diroes, Fujimori, de 69 años, será sometido a un reconocimiento médico, se le tomará declaración y permanecerá recluido allí al menos quince días.
Después de este periodo previsiblemente sea trasladado a otro lugar de reclusión, en El Callao, que se está aún habilitando, anunció la ministra de Justicia, María Zavala.
El cuartel policial está ubicado en el distrito de Ate, en el sector este de Lima, donde las autoridades penitenciarias han habilitado un ambiente especial construido de concreto armado y vidrios blindados, que cuenta con baño y una sala de estudio.
En ese lugar permanecerá bajo un “Régimen Cerrado Especial”, que le permitirá dos horas de patio al día y visitas restringidas de familiares cercanos y abogados.

Simpatizantes decepcionados
Mientras tanto, los seguidores del ex mandatario, entre ellos sus hijos, mostraban su decepción por el sorpresivo cambio en el destino del avión, dado que estaban congregados en el aeropuerto de la Policía Aérea para recibir a su líder.
El portavoz de Fujimori en Perú, Carlos Raffo, comentó a los periodistas congregados en ese aeropuerto que la justificación del cambio en el aterrizaje respondería, según le habían comunicado, a las condiciones climatológicas.
“Me parece una explicación un poco rara (...). No deberíamos jugar al gato y al ratón”, dijo Raffo, al matizar que los correligionarios de Fujimori se habían desplazado hasta “el lugar oficial” de llegada.
La sorpresa fue también para la mayoría de la prensa peruana e internacional, que esperaban el arribo del extraditado también en el aeropuerto de la Policía Aérea, en el extremo opuesto de la ciudad.
Alberto Fujimori, quien gobernó Perú entre 1990 y 2000, retornó a su país un día después de que la Corte Suprema de Chile dictaminara su extradición por dos delitos de lesa humanidad y cinco de corrupción cometidos supuestamente durante su mandato.