Internacionales

Alberto Fujimori arriba a su lugar de detención

El ex mandatario peruano fue camuflado entre los vehículos que se aparcaron en la pista para impedir que fuera captado por las cámaras

Alberto Fujimori, ya extraditado por dos delitos de lesa humanidad y cinco de corrupción, arribó a su lugar de detención en Lima: la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía Nacional (Diroes), conocida como el antiguo Fundo Barbadillo.
El ex presidente, enfundado en una gabardina negra, descendió del helicóptero de la policía peruana que lo trasladó desde la Base Aérea de Las Palmas, en el distrito de Surco, y se subió a un vehículo blindado de color oscuro.
Fue en ese lugar donde se pudo ver por primera vez al ex mandatario desde que partió, hace más de nueve horas, de Santiago de Chile, donde el viernes la Corte Suprema dictaminó su extradición por dos delitos de lesa humanidad y cinco de corrupción.
El avión en el que Fujimori fue trasladado desde Santiago, un Antonov 227 de fabricación ucraniana, aterrizó en Las Palmas a las 16.38 hora local (21.38 GMT).
Indignación de periodista
Pero allí no se le pudo ver, ya que fue camuflado entre los vehículos que se aparcaron en la pista para impedir que fuera captado por las cámaras durante su transbordo al helicóptero, que lo llevó a la Diroes.

El imprevisto cambio de lugar de aterrizaje llenó de indignación a sus seguidores, que por miles se congregaron en el aeropuerto de la Policía Aérea, en El Callao, para recibir a su líder.
También supuso una decepción para las decenas de reporteros peruanos e internacionales que esperaban tomar las primeras instantáneas del arribo del ex mandatario a Lima en ese lugar.
En la Diroes, Fujimori, de 69 años, será sometido a un reconocimiento médico, se le tomará declaración y permanecerá recluido allí al menos quince días.
Después de este periodo previsiblemente sea trasladado a otro lugar de reclusión, en El Callao, que se está aún habilitando, anunció hoy la ministra de Justicia, María Zavala.