Internacionales

Coche bomba mata a diputado antisirio

* Atentado causa al menos siete muertos y 56 heridos a sólo una semana de comicios

BEIRUT / AFP

El diputado de la mayoría libanesa antisiria Antoine Ghanem murió ayer miércoles en un atentado con coche bomba en un suburbio cristiano en Beirut, que costó la vida a otras seis personas, a una semana de unas elecciones presidenciales cruciales para el país.
Seis personas, entre ellas el diputado y dos de sus guardaespaldas, murieron, y otras 56 resultaron heridas cuando un auto estacionado hizo explosión en una calle de Sin el-Fil, un barrio en las afueras de Beirut, anunció a la AFP un portavoz de la Policía.
El mismo portavoz había anunciado poco antes la cifra de nueve muertos, que después corrigió.
Aunque Siria condenó el atentado como un “acto criminal”, la mayoría parlamentaria libanesa, a la que pertenecía Ghanem, imputó a Damasco este nuevo ataque contra uno de sus miembros.
“Este acto criminal apunta hacia las tentativas y los esfuerzos desplegados por Siria (...) para lograr la unidad nacional libanesa”, aseguró la agencia oficial siria, Sana. El próximo 25 de septiembre, el Parlamento libanés debe reunirse en sesión solemne para elegir al sucesor del presidente prosirio Emil Lahud, en medio de una grave crisis política.
Ghanem, de 64 años, abogado, era miembro de la Falange cristiana, y diputado desde 2000. Se trata de la octava muerte en las filas de la mayoría antisiria desde el asesinato del ex primer ministro Rafiq Hariri, en febrero de 2005. “Acababa de pasar dos meses fuera del país, volvió el domingo. Le dije que se cuidara, que tomara medidas de seguridad. Pero no tenía los medios para pagarse una protección muy importante”, explicó su hija Mounia.
El partido falangista llamó a una huelga general para el jueves y anunció que los funerales del diputado se celebrarán el viernes.
La explosión tuvo lugar aparentemente cerca de la residencia del ex presidente falangista Amin Gemayel, cuyo hijo, el ministro de Industria Pierre Gemayel, murió abatido a balazos el 21 de noviembre de 2006.
El pasado junio, otro diputado cristiano, Walid Eido, murió en otro atentado con coche bomba en Beirut, que también acabó con la vida de nueve personas.