Internacionales

Mueren 88 personas al estrellarse avión en Tailandia

La aeréolinea se estrelló con 130 personas a bordo cuando aterrizaba en el aeropuerto de la turística isla de Phuket.

Un avión de la aerolínea tailandesa de bajo coste "One To Go" se estrelló hoy con 130 personas a bordo, cuando aterrizaba en el aeropuerto de la turística isla de Phuket, en cuyo perímetro y entre el fuselaje del aparato fueron recuperados un total de 88 cadáveres.
Otras 42 personas sobrevivieron al accidente y fueron ingresadas en distintos hospitales de la capital provincial.
El avión, un McDonnell Douglas MD-82, aterrizó en medio de una intensa lluvia, pero se deslizó hasta salirse de la pista y estrellarse contra un grupo de árboles y muros.
A continuación se produjeron varias explosiones, que hicieron que el aparato se partiera en dos, y se declaró un incendio que se extendió velozmente, mientras los supervivientes intentaban escapar por las ventanas.
"El avión se incendió inmediatamente después de detenerse", relató Nong Khaonual, uno de los supervivientes, al canal ITV.
Chiasak Angkawan, funcionario del departamento de Aviación Civil, indicó que "el piloto del avión pidió autorización para aterrizar debido al mal tiempo, el fuerte viento y la lluvia, por lo que parece que en la maniobra perdió la visión de la pista".
En el aparato, propiedad de Orient Thai Airlines y procedente de Bangkok, viajaban siete tripulantes y 123 pasajeros, cerca de la mitad de ellos turistas extranjeros.
"En ningún momento la tripulación dio aviso de que existieran problemas para aterrizar", relató Thanawat Fongsirin, uno de los supervivientes tailandeses ingresados en el hospital Siriraj de Phuket.
Entre los supervivientes figuran doce tailandeses, seis irlandeses, seis británicos, tres australianos, tres iraníes, dos suecos, un alemán y un holandés, según datos facilitados por los diversos hospitales de Phuket.
Muchas de las víctimas mortales fueron halladas por los servicios de rescate carbonizadas y sujetas a su asiento por el cinturón de seguridad, relataron algunos de los miembros que participaron en las labores de rescate.
Las nacionalidades del resto de los supervivientes, entre los que al parecer se encuentran el piloto y el copiloto del aparato siniestrado, no fueron facilitadas por la aerolínea ni por los hospitales.
"La visibilidad era muy limitada cuando el piloto intentó llevar a cabo la maniobra de aterrizaje. Quiso hacer un rodeo, pero el avión se desequilibró y se estrelló", explicó a la prensa Chaisak Angsuwan, director general del departamento de Transporte Aéreo.
La compañía "One To Go", creada en diciembre de 2003, dispone de de una flota de seis aviones Boeing 747 y siete McDonnell Douglas MD-82, incluido el que se estrelló hoy.El presidente de "One To Go", Udom Tantiprasongchai, señaló que hará falta una semana para analizar los datos de la "caja negra" de la nave siniestrada y dictaminar cuál fue la causa del accidente.
"La Policía creará un comité especial para investigar las causas de accidente. Ahora es necesario concentrarse en atender a los heridos y a los familiares de las víctimas mortales", declaró el presidente de la aerolínea.
Este accidente aéreo es el más grave ocurrido en Tailandia desde que en diciembre de 1998 murieron 101 personas al estrellarse un avión de la compañía estatal Thai Airways International cerca del aeropuerto de la provincia de Surat Thai, al sureste del país.
En marzo de 2007, la Unión Europea (UE) decidió levantar la prohibición de sobrevolar su espacio aéreo que impuso a la compañía de bajo coste tailandesa Phuket Air, a raíz de deficiencias en la seguridad de sus aviones.