Internacionales

Humberto deja daños e inundaciones en Texas

* Sus vientos y lluvias provocaron un muerto y destrozos en el sur de Estados Unidos

La tormenta tropical Humberto golpeaba el jueves el estado de Luisiana dejando una estela de daños e inundaciones, luego de que, bajo forma de huracán, sus vientos de 130 km/h provocaran un muerto y destrozos en Texas, sur de Estados Unidos.
La tormenta se adentraba en Luisiana, dejando atrás la ciudad de Lake Charles, donde los poderosos vientos “arrancaron el techo de una casa rodante, derribaron varios árboles y algunos cables de alta tensión”, dijo John Butterick, del departamento local de emergencias, a la AFP.
“Tenemos áreas sin energía, pero ya hay equipos en el lugar recuperándola”, indicó. Meteorólogos han advertido de posibles inundaciones, pero hasta ahora no se han registrado, destacó.
Daños similares se produjeron horas antes en el sureste de Texas, donde Humberto dañó cables de electricidad y dejó carreteras bloqueadas, tras golpear la costa convertido en un huracán de categoría 1 --la más baja de la escala Saffir Simpson, cuyo máximo es 5-- la mañana del jueves, informó un funcionario local.
Posteriormente Humberto se degradó a tormenta tropical, según indicó el Centro Nacional de Huracanes estadounidense (CNH), con sede en Miami.
“Los cables de alta tensión están caídos, las vías están cerradas” cerca de High Island, donde la tormenta tocó tierra, informó un funcionario de la oficina del sheriff del condado de Galveston, que solicitó no ser identificado, a la AFP.
A pesar de que el funcionario dijo no poder confirmar muertes, la cadena CNN citó autoridades que reportaron el fallecimiento de un hombre de 80 años en Texas a raíz de la tormenta.
La televisión mostró calles inundadas y casas rodantes tumbadas por los fuertes vientos. Según el último boletín del CNH, Humberto mantenía vientos sostenidos de 100 km/h, con ráfagas de mayor velocidad, y se localizaba 125 km al oeste-noroeste de Lafayette.
El fenómeno también podría causar tornados aislados en Texas y Luisiana, agregó el CNH.
Humberto se convirtió sorpresivamente en el tercer huracán de la temporada 2007 en el Atlántico.
Los dos huracanes anteriores, Dean y Félix, alcanzaron la máxima categoría (5) antes de golpear México y Centroamérica en agosto y principios de septiembre, respectivamente.
Texas --que tiene numerosas instalaciones petroleras en sus costas-- y Luisiana fueron duramente castigados en 2005 por los huracanes Rita y Katrina. Este último dejó 1,500 muertos en la ciudad de Nueva Orleans, en Luisiana.
Se prevé que Humberto provoque de 125 a 250 mm de lluvia en su paso por varios estados sureños, incluidos Texas, Luisiana, Arkansas y Mississippi, dijo el CNH.
La gobernadora de Luisiana, Kathleen Blanco, que tiene fresco el recuerdo de Katrina, declaró el miércoles el estado de emergencia como medida de precaución.
En Texas, el gobernador Rick Perry activó equipos de búsqueda y rescate, incluyendo seis helicópteros Black Hawk, 50 vehículos militares y 200 soldados.
En América Central y México, Dean y Félix dejaron más de 130 personas muertas.
Paralelamente, las autoridades anunciaron la formación de una nueva depresión tropical 1.500 km al este de las Antillas Menores en el Caribe.