Internacionales

Noche de disturbios en aniversario del golpe de Pinochet

* Enfrentamientos con manifestantes que se extendieron durante toda la noche del 11 de septiembre

Un policía chileno murió este miércoles tras recibir un balazo en medio de enfrentamientos con manifestantes que se extendieron durante toda la noche en barrios pobres de Santiago, en un nuevo aniversario del golpe de Estado de 1973, el más violento en años.
El cabo Cristián Vera Contreras, de 36 años, fue baleado durante la noche en el sector de Pudahuel Sur, en el oeste de Santiago, cuando una turba intentó asaltar la comisaría ubicada en ese lugar, y falleció la mañana de este miércoles en el hospital.
El policía recibió un disparo a mansalva, según dijo el jefe de la Zona Metropolitana Oeste, general Patricio Reyes. “Estamos hablando de un arma grande, como un fusil”, agregó por su parte la doctora Patricia Nilo, jefa de urgencia del hospital de la Policía de Carabineros, donde fue internado de urgencia.
Desde 1987 no moría en Chile un policía en este tipo de enfrentamientos, los más violentos en varios años, que dejaron un saldo de más de 300 detenidos en todo el país, 206 de ellos en Santiago, según un último reporte oficial. La muerte del policía fue repudiada por las autoridades.
“Matar a un carabinero es matar el derecho y matar el país”, dijo el jefe de la Policía chilena, general José Alejandro Bernales.
“El país no está acostumbrado a esto. Hacía muchos años que no moría un carabinero en estas condiciones, por lo tanto yo espero que los que organizaron, los que llamaron a esta jornada en la noche, se responsabilicen”, agregó.
Durante la violenta noche, otros 41 policías resultaron heridos, entre ellos uno que fue quemado con ácido, en incidentes que se concentraron en 16 puntos de la periferia de Santiago, los que mantuvieron a la ciudad prácticamente sitiada.
Varios locales comerciales, colegios y gasolineras fueron saqueados por manifestantes, que utilizaron en muchos casos armamento de grueso calibre. Miles de hogares quedaron sin luz producto de cortes de energía provocados.
Los principales desórdenes se produjeron en comunas periféricas como Pudahuel, Cerro Navia, Peñalolén, La Granja, además de San Joaquín, Villa Francia, Maipú, Macul y La Pintana.
En Villa Francia, incluso, la Policía de Carabineros constató que los manifestantes utilizaron un fusil M-16 y miras láser para hacer frente a los agentes.
Aunque desde 1983 todos los años se producen incidentes el 11 de septiembre, cuando se conmemora un nuevo aniversario del golpe de Estado que derrocó al mandatario socialista Salvador Allende e instaló en el poder Augusto Pinochet, éste fue especialmente violento.
Para las autoridades, los enfrentamientos superaron el cariz político de la conmemoración y pasaron a ser simples hechos vandálicos.
“El cabo Cristián Vera nada tenía que ver con el golpe de Estado, y un grupo de delincuentes desalmados, dándole un marco político a esta situación, le quitó la vida dejando a dos niños sin padre”, dijo el subsecretario de Interior, Felipe Harboe.