Internacionales

Seis años después persiste el recuerdo del 11 septiembre en EEUU

En un día gris y lluvioso, nada parecido a la soleada jornada de hace seis años, el alcalde de la ciudad de Nueva York recordó el 11 de septiembre

Estados Unidos recordó hoy a las casi 3 mil víctimas causadas hace seis años por los atentados terroristas de Al Qaeda, cuyo líder, Osama Bin Laden, aprovechó la ocasión para aparecer de nuevo en un vídeo para ensalzar a sus autores.
Como en años anteriores, la llamada "zona cero" de Nueva York, donde el 11 de septiembre de 2001 dos aviones se estrellaron contra las Torres Gemelas, fue el centro de los actos organizados para recordar a los fallecidos.
En la capital estadounidense, el presidente George W. Bush y su vicepresidente, Dick Cheney, recordaron a las víctimas con un minuto de silencio ante el obelisco gigante levantado en honor del padre de la patria, George Washington.
Las ceremonias en Nueva York tuvieron lugar en el parque Zucotti, un área cercana a la "zona cero" del sur de Manhattan, y en ellas participaron el alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, y familiares de los fallecidos, junto a autoridades locales.
Un minuto de silencio
En un día gris y lluvioso nada parecido a la soleada jornada de hace seis años, el alcalde recordó que el 11-S "nos sentimos aislados, pero no solos", aunque agregó que "han pasado seis años y seguimos a vuestro lado".
Después, representantes del servicio de Bomberos y de la Policía de la ciudad de los rascacielos comenzaron a leer los nombres de las víctimas por orden alfabético, como en años anteriores.
También Wall Street guardó hoy un minuto de silencio justo antes de la apertura de la Bolsa de Nueva York en memoria de las víctimas, lo que contrastó con el habitual nerviosismo anterior a comienzo de la sesión.
En el Pentágono, donde murieron 184 personas, el secretario de Defensa manifestó en el acto de recuerdo de las víctimas que "los enemigos de Estados Unidos nunca descansarán, porque los cazaremos".

Con el pecho repleto de medallas, Peter Pace, jefe del Estado Mayor Conjunto, dijo en el mismo lugar que "un millón y medio de soldados han luchado en Afganistán e Irak para derrotar a aquellos que nos declararon la guerra en ese día", en referencia al 11-S. Sin embargo, sólo un 30 por ciento de los ciudadanos de EEUU cree que su país está ganando la guerra contra el terrorismo, según una encuesta divulgada hoy por la cadena CNN.
Células durmientes
El mismo líder de la red terrorista Al Qaeda, Osama bin Laden, a quien se supone escondido en las montañas entre Pakistán y Afganistán, apareció en un nuevo vídeo para elogiar a uno de los autores de los atentados del 11-S, y calificar de "héroes" a los 19 terroristas que hicieron estrellar los aviones.
Las amenazas de Al Qaeda preocupan a las autoridades de EEUU, dijo hoy el director Nacional de Inteligencia de EEUU, Mike McConnell, y en concreto se refirió a las "células durmientes" de terroristas que se esconden en el país a la espera de atacar algún día.
Seis años después de los ataques terroristas "estamos más seguros, pero no estamos (completamente) seguros", dijo McConnell, el máximo responsable de las 16 agencias de espionaje de EEUU.

Sin embargo, este año la conmemoración del 11-S ha sido diferente al de otros porque la fecha no ha atraído la atención especial que tuvo en 2006, durante el quinto aniversario.
Las cadenas de televisión apenas han emitido imágenes de las torres y el Pentágono en llamas, o del caos en sus inmediaciones y el horror de las personas que huían. Además, la presencia en las ceremonias de Rudy Giuliani, alcalde de Nueva York el 11 de septiembre de 2001, donde murieron 2.750 personas, fue criticada por estar inmerso en una campaña electoral para la presidencia de Estados Unidos.
La senadora demócrata y aspirante a la candidatura presidencial, Hillary Rodham Clinton, también participó en el acto de recuerdo. Fuera de Estados Unidos, el comisario europeo de Justicia y Seguridad, Franco Frattini, alertó hoy en Bruselas de que el terrorismo "es una amenaza constante" tras los atentados del 11-S, como demuestra la detención la pasada semana de grupos que preparaban ataques en Alemania y Dinamarca.
En París, el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, envió una carta a su homólogo estadounidense en la que le garantiza el apoyo de su país en la lucha contra el terrorismo, y le expresa su solidaridad.