Internacionales

Chávez dispuesto a hablar en la Selva con Marulanda


Caracas / EFE
El presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo ayer que está dispuesto a ir a la selva colombiana a reunirse con el líder de las FARC, “Manuel Marulanda”, si lo aprueba su homólogo colombiano Álvaro Uribe.
“Si el gobierno de Colombia lo aprueba, si Uribe lo considera conveniente, estoy dispuesto a irme a lo profundo de la selva a conversar con Marulanda”, aseguró Chávez en su programa dominical “Aló, Presidente”.
Chávez explicó que esa gestión sería parte de la acción mediadora que desempeña para alcanzar un acuerdo humanitario en Colombia como paso previo a una negociación de paz de alcance más amplio.
La posibilidad de que Chávez vaya a la selva colombiana deriva de la imposibilidad expresada por “Marulanda”, alias de Pedro Antonio Marín, de trasladarse a Venezuela para hablar sobre el problema.
El gobernante venezolano advirtió que sólo si ambas partes, gobierno y Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ceden en sus posiciones será posible llegar a ese acuerdo.
“Si ellos quieren el acuerdo humanitario deben ceder en algo, y eso es lo que yo voy a tratar de hacer, porque si se mantienen inamovibles será imposible avanzar”, señaló Chávez.
Asimismo, dijo que envió mensajes, tanto a “Marulanda” como a Uribe, para que los estudien y se puedan dar pasos que hagan posible el canje de personas que están en manos de las FARC y guerrilleros de ese grupo insurgente que están en la cárcel.
“Vaya nuestro saludo a los familiares de la personas que están en manos de la guerrilla y de los guerrilleros presos”, expresó Chávez.
Por otra parte, manifestó su convicción de que el líder de las FARC “está vivo”, porque no cree que le haya enviado una carta “desde el más allá”, y reiteró su “fe” en que finalmente se podrá efectuar el canje en Colombia.
Entre tanto, en Bogotá, Colombia, la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Louise Arbour, dijo ayer que espera que la mediación del presidente venezolano, Hugo Chávez, permita al gobierno colombiano y a la guerrilla de las FARC alcanzar un acuerdo humanitario.
“Ciertamente, es mi esperanza que tenga éxito”, expresó la diplomática canadiense en el segundo y último día de una visita oficial a Colombia, con el objetivo de firmar con el vicepresidente Francisco Santos la prórroga de la oficina de su agencia en Bogotá.
La comisionada advirtió de que una estancia tan corta como ésta en Colombia no le ha permitido obtener “los elementos suficientes como para hacer una evaluación personal en cuanto a la probabilidad de éxito de esta iniciativa”.