Internacionales

Mohamed ElBaradei pedirá paciencia con Irán en nueva reunión de AIEA


VIENA / AFP

El ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) mantendrá hoy en Viena una reunión en la que el director del organismo, Mohamed ElBaradei, pedirá una prórroga de varios meses para verificar si Irán tiene intención o no de fabricar la bomba atómica.
El consejo de gobernadores de los 35 estados de la AIEA escuchará la próxima semana el último informe de ElBaradei, que incluye un calendario establecido a finales de agosto con Irán, para intentar esclarecer, antes de finales de 2007, la naturaleza del programa nuclear de Teherán, clandestino durante largo tiempo.
Ese informe implica que aún existe margen para la diplomacia, porque Irán aún no puso en marcha las 3,000 centrifugadoras instaladas en la planta de Natanz (centro) que le permitirían enriquecer uranio a escala industrial.
Según dicho texto, sólo 1,968 centrifugadores están operativas y otras 656 se encuentran en diferentes estadios de instalación y ensayo, pese a que el presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, declaró en semanas pasadas que se logró hacer funcionar las 3,000 centrifugadoras indicadas.
El Consejo de Seguridad de la ONU ya sancionó en dos ocasiones a Irán por negarse a suspender sus actividades de enriquecimiento de uranio que, según Teherán, tienen como objetivo exclusivo producir electricidad, si bien también sirven para suministrar combustible para fabricar el arma suprema.
Precisamente, esto último es lo que Estados Unidos teme, por lo que acusa a Irán de querer desarrollar armamento nuclear bajo la “tapadera” de fines civiles, y por ello apuesta por nuevas sanciones contra Teherán.
En cambio, ElBaradei defendió el viernes ante los periodistas un acuerdo para nuevas inspecciones, y reclamó un período de “pausa” en el que no haya nuevas sanciones a Irán, y en el que este país suspenda el programa de enriquecimiento de uranio.
“Por una parte está Irán, que continúa su programa de enriquecimiento de uranio sin que podamos realizar las verificaciones necesarias, y, por otro lado, están los tambores de guerra de aquellos que dicen que la única solución es bombardear Irán”, explicó.