Internacionales

Policía iraquí halla doce cadáveres en Bagdad

* Mueren dos policías en atentado en Faluya y resultan 18 personas heridas * Asesinados tenían muestras de haber sido torturados antes de ser muertos

Bagdad / Agencias

La Policía iraquí anunció ayer el hallazgo de doce cadáveres con impactos de bala en Bagdad, y la muerte de dos agentes como consecuencia de la explosión de un coche-bomba cerca de de Faluya, 50 kilómetros al oeste de la capital. Entre tanto, en Washington, el general David Petraeus defenderá hoy ante el Congreso la estrategia del presidente George Bush en Irak.
Se supo a la vez que los doce cuerpos sin vida que se encontraban maniatados y con los ojos vendados, tenían señales de haber sido torturados. Entre tanto, un soldado estadounidense murió y otros dos resultaron heridos en combate con los insurgentes iraquíes el domingo cerca de Bagdad, anunció un vocero militar norteamericano.
El informe que presentará el jefe de las fuerzas estadounidenses en Irak, el general David Petraeus, no contemplará grandes cambios en la estrategia militar seguida hasta ahora en el país árabe, pero dejará la puerta abierta a una reducción de tropas en un futuro no lejano.
Fuentes conocedoras del contenido del informe citadas por medios estadounidenses, señalan que Petraeus abogará por mantener las líneas básicas de la estrategia empleada por el gobierno del presidente George W. Bush en Irak, para no poner en peligro los objetivos políticos y de seguridad logrados hasta ahora.
Tanto Petraeus como el embajador estadounidense en Irak, Ryan C. Crocker, analizarían en audiencias de dos días los resultados obtenidos desde enero, cuando el presidente Bush ordenó aumentar la presencia de tropas de 135,000 a más de 160,000.
Otro de los puntos sujetos a análisis es el cumplimiento, por parte del gobierno iraquí, del plan de 18 objetivos políticos, económicos y en materia de seguridad, y de los que sólo se habrían cumplido plenamente tres de ellos, según un informe publicado el lunes pasado.

Partidario de retiro gradual de tropas
Petraeus confesó en un correo remitido a The Boston Globe que es partidario de recortar las tropas estadounidenses desplegadas en Irak a partir del próximo año, “dado los progresos que nuestras fuerzas están obteniendo, creo que estaré en disposición de recomendar que algunas de las tropas sean enviadas a casa sin ser reemplazadas”, señaló al periódico.
Según publicaron el viernes algunos medios, el general podría proponer en el Congreso que regrese a casa una brigada, que cuenta con entre 3,500 y 4,000 soldados. No obstante, la reducción dependería de las condiciones sobre el terreno y de que no ponga en riesgo los logros obtenidos hasta ahora.
Por otra parte, el Instituto de Paz de Estados Unidos, un organismo independiente y no partidario, creado y financiado por el Congreso, dijo en un informe que el Ejército estadounidense debería reducir a la mitad sus tropas en Irak en tres años y retirarse completamente en cinco.
Mientras tanto, producto del estallido del coche bomba en Faluya, dos policías murieron y otras 18 personas resultaron heridas. El coche bomba fue conducido por un suicida que se estrelló contra un puesto de control policial. Según el relato oficial, los policías estaban establecidos en una calle del barrio Al Shuhada, en el centro de la ciudad de al Saqlawiya, en la comarca de Faluya.
Por otro lado, un militante de Al Qaida, responsable del peor atentado en Irak, que causó 400 muertos el 14 de agosto en el norte del país, murió en un bombardeo estadounidense, afirmó el domingo en Bagdad un vocero militar, el contralmirante Mark Fox.
El terrorista fue identificado como Abu Mohammed al Afri, alias Abu Jassem, y murió a 110 kilómetros al suroeste de Mosul, añadió el contraalmirante, que actúa como portavoz de los militares.