Internacionales

Seis millones de guatemaltecos a las urnas


Los guatemaltecos empezaron a votar este domingo en unos reñidos comicios en los que elegirán al nuevo presidente de la nación a partir de una oferta de 14 candidatos, entre los que despuntan el socialdemócrata Alvaro Colom y el general retirado Otto Pérez Molina, mientras que la Premio Nobel de la Paz 1992 Rigoberta Menchú aparece sin posibilidades.
Las juntas receptoras de voto quedaron abiertas a las 07H00 (13H00 GMT) y cerrarán a las 18H00 (00H00 GMT), aunque algunos problemas retrasaron la introducción de las primeras papeletas en algunas urnas.
El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Oscar Bolaños Parada, en un breve mensaje poco antes de la apertura de las urnas, instó a los casi seis millones de guatemaltecos que pueden votar, que lo hagan "masivamente", haciendo especial énfasis en las mujeres.
"Hoy es la fecha más importante de 2007. Participemos concurramos a las urnas, con fe, esperanza en un futuro mejor. Es un proceso de guatemaltecos para los guatemaltecos", dijo.
Ante el abstencionismo que suele marcar las consultas electorales en Guatemala- del 47,2 por ciento en 2003- los llamamientos a votar se han multiplicado desde diferentes sectores, empezando por el presidente Oscar Berger, quien ha emplazado directamente a las mujeres y a los jóvenes, que representan al 40 por ciento del censo, a que acudan este domingo a las urnas.
13 mil 756 juntas receptoras
Para facilitar el trabajo a la población, el TSE instaló 13 mil 756 juntas receptoras de voto, casi el doble que en anteriores consultas, de las que tres mil 477 están distribuidas en áreas urbanas y el resto en las zonas rurales, donde la participación suele ser reducida.
Además del presidente y vicepresidente, los guatemaltecos elegirán a los 158 diputados del Congreso y a 332 alcaldes, de los que 232 se presentan a la reelección.
La inseguridad, así como la pobreza que afecta al 52 por ciento de los 13 millones de habitantes del país, según cifras oficiales, y al 80 por ciento según organizaciones no gubernamentales, han marcado el debate electoral, caracterizado por una inusitada violencia en la que han sido asesinados medio centenar de candidatos y activistas y simpatizantes.
Unos 19 mil 500 policías y ocho mil 500 soldados, así como 11 mil 500 efectivos de la Unidad de Seguridad Ciudadana velan por la seguridad de estos comicios, cuyo principal enemigo puede ser la torrencial lluvia que se anuncia en varias regiones del país.
20 mil observardores
Unos 70 mil voluntarios, entre los que destacan 20 mil observadores nacionales y extranjeros velarán por el buen desarrollo de esta consulta en la que las encuestas auguran una segunda vuelta, el 4 de noviembre.

Ni Alvaro Colom, de la Unión Nacional de la Esperanza (UNE), ni Otto Pérez Molina, del Partido Patriótico (PP, derecha) obtendrían este domingo el 50 por ciento de los votos que exige la ley para consagrarse presidente.
Colom, que concurre por tercera vez, aparece en primera posición en las intenciones de voto con una diferencia de casi ocho puntos sobre el populista de derecha Pérez Molina, que promete gobernar con "mano dura".
La indígena Rigoberta Menchú, la primera mujer en la historia de Guatemala que aspira a la más alta magistratura, aparece en las encuestas relegada a la sexta posición.
De etnia quiché, "Doña Rigoberta", como la llaman sus seguidores, no es muy popular entre los más de los 20 pueblos indígenas del país, casi el 60% de la población, según los propios grupos étnicos, entre los que hay muchas rivalidades y un profundo machismo.
Hasta las 21hOO locales (03H00 GMT del lunes) no se esperan los primeros resultados que irán llegando al centro de cómputo instalado en el Hotel Tikal Futura de la capital.